Inicio Artículos Reposiciónate en el 2017

Reposiciónate en el 2017

Reposiciónate y cambia

En esta época de buenos propósitos se dan dos situaciones muy claras: En la empresa y/o posición en la que trabajas es el momento de avanzar para lograr resultados satisfactorios en el 2017. Sí, es verdad que el ritmo de trabajo al 100%, se logra a mediados de enero o finales de febrero, -por alguna razón así se percibe en México-, sin embargo las actividades que puedan trabajarse y adelantarse desde el último trimestre del año saliente, sin duda hacen la diferencia en cuanto a llegar a los objetivos del 1er trimestre y semestre del año;  por lo tanto nos da tranquilidad al año total.

El otro asunto no menos importante, tiene que ver con [email protected] [email protected] No se trata de comer uvas y pedir deseos el 31 de diciembre, sino de tener metas y lograr resultados a nivel personal. Eso que quieres para tu vida no es menos importante que las metas profesionales, de hecho,  esas metas profesionales contribuirán a que tengas una ó más áreas en equilibrio en tu vida, si así lo decides.

Hay varias de razones por las que re-posicionarte es una buena idea. No se trata de “cambiar” por cambiar. El reposicionamiento es factible siempre y cuando exista claridad con respecto a las acciones que debes modificar, incrementar o simplemente implementar, es decir que no se quede en un plan bien archivado ni en una lista de propósitos, que se repiten año tras año… y que tenga una razón de ser.

Para tomar la decisión, que siempre es el “disparador” de cualquier cosa, es recomendable que te preguntes lo siguiente:

¿Mi marca está siendo percibida como yo quiero? NO

¿Estoy creando un vínculo con mi consumidor/usuario/cliente? NO

¿Estoy perdiendo participación de mercado? SI

¿Los que me compran son quienes quiero que me compren?  (Pensando en el mayor volumen de compra) NO

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es la que se muestra a la derecha , es posible crear una estrategia de Re-posicionamiento.

Cambiar la manera en que la marca es percibida (“awareness”) es una de las formas más simples de generar valor de marca. Se trata de comunicar correctamente, sin embargo a veces es necesario llevar a cabo acciones más drásticas que muestren una clara diferencia en el mercado y eso constituye re-posicionar la marca de lleno,  lo cual requiere acciones en varios frente además de la comunicación.  Así mismo el objetivo es crear asociaciones positivas y neutralizar  las negativas. En el caso personal tu imagen y comunicación deben mostrarse de forma congruente y así también cada una de tus acciones,  eso es una estrategia de  Re-posicionamiento.

Cada acción tendrá un resultado/impacto diferente, dependiendo de la categoría y segmento de mercado al que nos dirigimos. Ninguna recomendación es una receta de cocina infalible sin embargo, las acciones que han generado resultados positivos, siempre son un buen punto de partida. Algunos puntos clave para re-posicionar tu marca, incluyendo la personal, son las siguientes:

  • Tener claridad en los atributos de mi marca,
  • Tener claridad en el segmento al que me dirijo.
  • Mix de mercadotecnia en línea, todas las acciones en sincronía.
  • Comunicación de puntos de diferencia: lo que te hace lo que eres y lo que te hace resaltar vs los demás.
  • Renovar la imagen sin perder la esencia de la misma.
  • La renovación de imagen debe ser congruente con el segmento de mercado al que me quiero enfocar.
  • Valorar el impacto de la tradición o percepción de la marca hasta el momento vs una nueva imagen. La decisión debe considerar que atraer a un nuevo sector puede alejar al actual. Esta es una de las razones por las cuales una extensión de línea es muy factible en productos de consumo, por ejemplo.
  • Recobrar los valores de la marca a través de la nostalgia le ha funcionado a algunas marcas. Pero el efecto depende del conocimiento profundo del consumidor y claro que existen riesgos.
Recuerda que la única manera de lograr resultados diferentes, es hacer cosas diferentes.

Feliz Navidad y Excelente 2017, ¡Hasta luego!