Save Ralph es un falso documental realizado con la técnica de animación stop motion que se volvió viral en redes sociales la semana pasada.

Con los hashtags #SaveRalph y #Ralph el video fue compartido como pólvora logrando que hasta el momento el video oficial tenga más de quince millones de visualizaciones y quince mil comentarios rechazando el maltrato animal.

Los creadores del video fueron la organización mundial contra el maltrato animal, Humane Society International (HSI) quienes tiene actividades en más de 50 países del mundo y el estudio de stop motion, Arch Film Studio, quienes bajo la dirección de Spencer Susser, crearon una campaña mundial para enviar un mensaje sobre el impacto que las pruebas cosméticas tienen sobre los animales. 

Personalidades como Taika Waititi, Ricky Gervais, Zac Efron, Olivia Munn, Pom Klementieff, Tricia Helfer entre otros, se unieron a la campaña para prestar su voz y hacer llegar más lejos el mensaje.

La campaña ha sido presentada en 16 países, entre ellos Brasil, Canadá, Chile, México, Sudáfrica y 10 naciones del sudeste asiático.

En el video, Ralph cuenta la historia de su vida y su trabajo, una historia donde la vida del conejo se va deteriorando poco a poco como consecuencia de las constantes pruebas que realizan sobre su cuerpo.

Si aún no lo ves es momento de que lo hagas, te dejo el video en español:

https://youtu.be/9dHdj_s1evY

Ninguna otra campaña realizada por HSI había tenido tanto éxito viral como esta. 

El video de Ralph no solo causo tristeza sino también indignación. Fue necesario mostrar a un conejo humanizado para mostrar la crueldad a la que son sometidos muchos animales con la finalidad de verificar que ciertos productos o ingredientes que son utilizados por millones de personas de cualquier parte del mundo no representan un peligro para la salud.

En las pruebas con animales se mide el grado de irritación e inflamación que podrían producir los productos en los ojos y la piel de las personas, por lo que diferentes animales como conejos o ratones son utilizados para realizar pruebas en ellos.

Hoy en día cerca de 39 países, incluyendo Noruega, Suiza, Israel, India, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Turquía y Taiwán, así como algunas ciudades de Brasil y de Estados Unidos, han decretado prohibiciones de forma total o parcial sobre las pruebas en animales de productos e ingredientes cosméticos. Sin embargo, los experimentos en animales aún son legales en un 80% de los países, incluido México.

En marzo de 2020 el Senado de la República de México aprobó de forma unánime un proyecto de ley que busca prohibir en nuestro país las pruebas cosméticas en animales, así como la fabricación, importación o comercialización de cosméticos probados en animales que provengan de cualquier parte del mundo. 

El proyecto de ley que está respaldado por HSI y la organización Te Protejo fue aprobado en la Comisión de Salud y posteriormente en el Pleno del Senado, por lo que ahora pasará a la Cámara de Diputados.

 “México está posicionado para convertirse en el primer país de América del Norte en prohibir las pruebas cosméticas en animales, y el en el país número 40 a nivel mundial”

Existen diferentes tipos de sellos para identificar si una marca está libre de crueldad animal. Estas distinciones fueron creadas por cuatro organizaciones: Cruelty Free International (Leaping Bunny), People for the Ethical Treatment of Animals (PETA), Choose Cruelty Free y Te protejo.

Marcas como Avon o Procter & Gamble han negado realizar actualmente pruebas en animales, sin embargo, entre las dos principales razones por las que puede ser que aun aparezcan en la lista de PETA están el que se encuentran en proceso de conseguir los sellos o alguno de sus proveedores en la cadena de suministros no está certificado.

Hoy en día hay más de 2000 marcas de belleza “cruelty free” en todo el mundo. Entre las más conocidas que cuentan con sellos que certifican que no hacen pruebas en animales se encuentran: Dove, Garnier, Hawaiian Tropic, Herbal Essences, Natura, Paul Mitchell, Secret, Sedal, entre otras. 

Y entre las que ya están trabajando en la regulación encontramos a Colgate–Palmolive y a Unilever.

La campaña #SaveRalph manda un fuerte mensaje a la vez que toca las fibras de cualquier persona que vea el video. Cuando Ralph nos cuenta su historia nos deja a nosotros la responsabilidad de desear cambiar las cosas o dejar que siga pasando esto.

Hay muchas formas de ayudar. 

Como consumidores debemos presionar a las marcas para que encuentren otra forma de probar la seguridad de los productos que no sea acosta de los animales.

El día de hoy a las 12:30 hrs. HSI México desde su cuenta de Twitter ha convocado a utilizar los hashtags #SéLibredeCrueldad y #SaveRalph para pedir a los diputados que prohíban las pruebas en animales en nuestro país.

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

ARTÍCULOS RELACIONADOS