Storytelling, el poder de una gran historia

“La empresa debe producir marca antes que mercancía, y esta marca se crea hoy a partir de relatos” asegura Christian Salmon.

En un mundo cada vez más globalizado y conectado, la competencia por atraer nuevos clientes y asegurar la fidelidad de marca es cada vez más desafiante, por ello las empresas han encontrado en el Storytelling la gran oportunidad de acercarse a sus públicos conectando directamente con sus emociones para activarles las llamadas hormonas de la felicidad (serotonina, endorfina, oxitocina y dopamina) lo que aumenta significativamente la posibilidad de crear experiencias placenteras y memorables.

Desde las grandes historias contadas por Coca Cola hasta los memes que se viralizan todos los días en redes sociales, reconocemos en ellos el gran poder que tiene una buena historia para sensibilizar y despertar la curiosidad de las audiencias, pues apelan a la fuerza de la huella con eventos de nuestras vidas que marcaron nuestra infancia, adolescencia o un momento en familia con el que podemos sentirnos fácilmente identificados.

Quién no recuerda el comercial de Volkswagen protagonizado por un niño disfrazado de Darth Vader

o el de Nike para empoderar a las mujeres

Ambos comerciales tuvieron una gran aceptación, a tal grado que las personas los compartían en sus chats personales acompañados de frases como: “el mejor comercial que he visto en mi vida”, “me sacó una lagrimita”, “está genial”, “tienes que ver esto” entre otros muchos comentarios provenientes de la gran sensación que les hicieron sentir.   

Impacto de Marca: Éxito Social Redefinido | Mauricio Ramirez & Ricardo Torres & Hans Hatch

Data Storytelling, convertir los datos en historias memorables

Data Storytelling es la combinación de datos, imágenes y narrativa que permite realizar una visualización rápida y atractiva de la información, lo que ayuda a centrar la atención en puntos clave que provocan un momento de sorpresa, risa o atracción que permanecerá en la mente del espectador.

Estamos viviendo una era de saturación, en el que cada vez nos sentimos más abrumados por la cantidad de estímulos provenientes del exterior, por ello y como un mecanismo de defensa nuestro cerebro anula toda aquella información que le parece inútil o irrelevante, es así como olvidamos con facilidad los datos, pero siempre recordamos las historias acompañadas de una interacción empática que nos tocaron el corazón.

Un ejemplo exitoso del empleo de Data Storytelling, es el que hace Spotify al final de cada año, creando una historia de vida personalizada en el que te muestra cuántas horas de música invertiste durante todo ese año, cuáles fueron tus canciones favoritas, hasta cómo se comportó tu aura y tu espíritu de acuerdo con el tipo de artistas y canciones que escuchaste, todo esto narrado con imágenes y acompañado de pequeños fragmentos de las mejores rolas de tu lista de reproducción. Sin duda es uno de los aciertos más reconocidos por todos los usuarios de la plataforma y una de las formas más amables de convertirse en la marca consentida de los consumidores.

Congruencia entre el ser y el parecer

Pero no basta con echar a volar la imaginación e inspirarse para crear una gran historia que atrape a los consumidores, es fundamental que dichos relatos tengan una congruencia con los valores, la identidad y la esencia de la marca, de lo contrario puede generar el efecto contrario. Para profundizar sobre este tema te invito a escuchar el podcast Storyselling, historias que venden en Random MKT  

Me despido con la frase de Maya Angelou que dice: “La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir”.

TAGS:

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

ARTÍCULOS RELACIONADOS