lunes, noviembre 30, 2020

Tenemos que hablar de Disney+

El 17 de julio de 1955 abrió sus puertas “el lugar más feliz del mundo”, Disneyland, el primer parque temático de la famosa cadena de Mickey Mouse, en Anaheim, California. 

La inauguración fue transmitida por televisión a través de la cadena ABC y Walt Disney mismo, acompañado por celebridades de la época, presentaba las instalaciones del parque en una transmisión que fue vista por 90 millones de personas desde sus casas, deseando estar ahí.

Pero mucha gente no se quedó con las ganas de ir, a la inauguración asistieron 30 mil personas, muchos de ellos con boletos falsificados. La cantidad de gente complicó la operación del parque, algunas atracciones no estaban listas, reclamos por la falta de bebederos, tacones de las mujeres enterrados en el pavimento aún fresco, entre otras “eventualidades”, parecían una pesadilla de Relaciones Públicas para cualquier empresa. 

Al final la historia de ese “Domingo Negro”, como se le bautizó en algunos titulares, quedó para el anecdotario y el evento fue catalogado en general como todo un éxito. Hoy, después de 65 años el parque sigue siendo ese lugar mágico al que todos quieren ir. 

Esta historia que nos enseña que los lanzamientos no son perfectos es contada en The Imagineering story, un documental disponible en la recién estrenada plataforma Disney+, que llegó a nuestro país con bombo y platillo esta semana, después de una muy larga espera. 

El nuevo universo de películas y series llega a subirse al ring de las plataformas de streaming ofreciendo contenidos tradicionales de Disney que mezclan ahora la nostalgia de los clásicos con las más recientes creaciones de Pixar, pasando por interesantes contenidos de National Geographic, además de algunas de las licencias más populares de los últimos años: Marvel, Star Wars, The Simpsons, entre otros.

El ruido (literal) causado por la llegada de este fenómeno del entretenimiento hace necesario que tengamos que hablar de Disney+ desde la perspectiva de las Relaciones Públicas, es por eso que aquí les comparto algunos aspectos importantes de lo que hemos visto estos días sobre su estrategia de comunicación y algunas reacciones destacadas:

La expectativa.

Desde hace varios meses la marca fue construyendo sobre el interés de la gente. Siendo un producto probado en Estados Unidos, la gran pregunta era para cuándo iba a llegar a América Latina. El poder de sus licencias es lo suficientemente atractivo para haber soltado la fecha de estreno y mantener el interés con expectativas elevadas.

El comunicado.

“Hoy comienza una nueva era de entretenimiento” fue el emitido el 17 de noviembre por su oficina de prensa, el cual destacaba tres atributos principales: el apalancamiento en sus exitosas licencias, una asombrosa numeralia de contenidos y las opciones de subscripción que ya habían sido anunciadas semanas antes. 

Un stunt de Relaciones Públicas.

Una actividad especial realizada en el WTC, uno de los edificios icono de la Ciudad de México, donde se llevó a cabo un espectáculo de pirotecnia que enmarcaba a una pantalla gigante que anunciaba el minuto cero de su fecha de llegada a México. El evento, para bien o para mal, fue tendencia en redes sociales con fotos, videos, celebraciones y quejas por el espectáculo. Algo es un hecho, cumplió con su objetivo de RP: hacer ruido (por cierto, sí pensé que Tinkerbell iba a salir volando por ahí). 

El manejo de los comentarios.

En mi percepción, la conversación fue en general positiva en redes sociales, aunque el retraso de series como Wandavision y la entrega de solamente las dos últimas temporadas de Los Simpson fueron algunos de los detalles que vinieron a recordar esos tacones clavados en el pavimento en la inauguración de Disneyland.

Las reacciones.

Mucho se habló del tuit de Netflix dándoles la bienvenida y la subsecuente respuesta amistosa de Disney+. Ambas marcas gozan de una gran base de seguidores y la interacción provocó chispas que salpicaron a los medios que retomaron la historia de amor. Un poco de la inercia que traía el reciente mensaje de Burger King se pudo ver en este caso: la humanización de las marcas que enamora a sus audiencias. 

Para Relaciones Públicas, Disney se pinta solo, así que estaremos atentos a como va evolucionando su comunicación ahora con la plataforma en operación. Mientras tanto me sentaré a disfrutar de una de sus grandes joyas: The Mandalorian, pero esa, es otra historia. 

Reto de la semana: Comenta en Twitter si contrataste Disney+ y recomiéndame una serie o película, mencióname como @RobertoBaez y te recomiendo algo de vuelta. 

Roberto Báez
Roberto Báez
Chief Corporate Officer en la agencia de relaciones públicas Headline PR&Comms. Internacionalista y relacionista público con una trayectoria de más de 13 años de experiencia en México y Estados Unidos. Especialista en comunicación corporativa, planeación estratégica de comunicación y manejo de crisis. Colaborador frecuente en radio en temas de entretenimiento, turismo y estilo de vida.

1 COMMENT

  1. Disney es la base con la que hemos crecido muchos. Las adquisiciones hechas recientemente (que hasta han desatado memes) demuestran el poderío de una corporación mundial de entretenimiento que, honestamente, no se compara con otra. Podría decir que fue por mis hijos, pero la verdad es que mi esposa y yo también deseábamos suscribirnos. Que buen análisis desde la perspectiva de las RRPP porque nos demuestras que son de esas compañías que dicen “mira y aprende”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Publicaciones relacionadas

Lo más reciente

7 infalibles pasos para un emprendimiento exitoso

Cuando estás emprendiendo debes jugar con muchas pelotas a la vez para que tu proyecto vea la luz. Siempre he pensado que para lograr...

Los gurús de las redes

Sin duda alguna el uso de las redes ha ido en aumento y creo que sobra decir que es debido a la contención asumida...

Tecnología centrada en las personas

Con el objetivo de desarrollar una tecnología más humana y colocar a las personas en el centro, la empresa internacional de origen argentino proveedora...

Llegó el Black Friday

El Black Friday y el Cyber Monday son dos de las fechas más esperadas del año para realizar compras, o al menos esa es...

¿Se está gestando la generación “C” de Coronavirus?

Hace poco en una de las poquísimas ocasiones que salimos en familia por un compromiso de una fiesta infantil de cumpleaños -con todas las...