1. Home
  2. »
  3. Columnistas
  4. »
  5. Uso inteligente de la Inteligencia Artificial

Uso inteligente de la Inteligencia Artificial

En días pasados tuve la oportunidad de sostener una charla de café con varios amigos: creativos publicitarios, unos; y creadores de contenido para redes sociales, un par más.

Después de las formalidades de presentación y del típico: ¡Y tú, a qué te dedicas?, la plática fue decantándose hacia, el hoy obligado tema, de si la

Inteligencia Artificial sustituiría a las personas -o como antiguamente se decía de manera casi poética- a “La pluma del Autor”.

La plática fue como jugar al viejo Tetris, caía un argumento tras otro, pero al final de la laaaaaarguiiiiísima sesión, las piezas quedaron en su lugar.

Difícilmente recuerdo haber estado en una charla, en la que, finalmente, se haya dado tal consenso.

En aras de la brevedad y la precisión, hago el resumen de las ideas compartidas por todos.

Iniciamos por reconocer que existe una serie de disciplinas especializadas en analizar el fenómeno de la comunicación desde diferentes perspectivas (la gramática, la semántica, la retórica, la semiología, la semiótica, etc.) y que el dominio de éstas sigue siendo la herramienta primaria del escritor publicitario.

Después acordamos que el trabajo de los primeros publicistas (David Ogilvy, James Stanton, Leo Burnett) adicionó un elemento fundamental al oficio de creación publicitaria: La Metodología.

Muchas empresas como Procter o Colgate han desarrollado sistemas de trabajo rigurosos, cuya efectividad ha sido comprobada y de cuyos patrones les cuesta trabajo desprenderse… aunque llega a suceder en ocasiones, afortunadamente.

Agencias de publicidad como Mc Cann o D´Arcy trabajaron en la implantación de modelos de trabajo, incluso para el desarrollo de pensamiento creativo, como lo es el DMB&B Belief Dynamic´s.

Y cuando ya todas las reglas parecían delimitar orientar y optimizar el desarrollo de cualquier proyecto, y el reto era romperlas para a aspirar a lo genial, las reglas cambiaron.

Ya en pleno siglo XXI, una nueva herramienta apareció en el horizonte mercadológico, obligando a replantear los sistemas de trabajo prevalentes: La AI (Inteligencia Artificial, por sus siglas en inglés).

Potenciando ventas con estrategias de Marketing | Yolanda Moguel & Ernesto Lubbert & Hans Hatch

Plataformas como: Jasper -conocido antes como Jarvis-, Copy.ai, Rytr. Writesonic, Copysmith. Peppertype.ai. o la popularísima Chat gpt -que cuenta con gran reconocimiento y usuarios en nuestro país-, han llegado para quedarse.

El desarrollo de textos -y de creación de ideas para cualquier tipo lenguaje- se ha acelerado, elevado de nivel informativo, y maravillado (más que a nadie, a los propios encargados de crear y desarrollar contenido, quienes no pueden evitar verse tentados a visualizar su trabajo como muchísimo más sencillo de lo que fue ejecutarlo en el pasado).

Cuando empleas AI, los primeros resultados resultan divertidos y hasta absurdos, pero una vez superada la curva de aprendizaje –cuando aprendes a pedir información de manera precisa-… las cosas cambian y aparece una forma de expresión, mejor informada, más rápida… y en ocasiones hasta con un estilo de redacción específico.

Parecería que la hora de toque de queda para el redactor profesional aún se encuentra lejana… aunque el mismo panorama fue el que en determinado momento visualizaban los extintos paste up´s, los editores de cine, los encargados de las fotocopiadoras y hasta las secretarias, por citar sólo algunos ejemplos de trabajos estratégicos en las Agencias publicitarias tradicionales.

Una nueva herramienta está frente a nosotros y más vale que la estemos dominando ampliamente… o, una vez más, corremos el peligro de quedarnos fuera de negocio.

Situaciones parecidas -de urgencia de cambio de paradigmas- las hemos vivido cíclicamente en las agencias de comunicaciones de mercadotecnia, especialmente durante los últimos 30 años, con necesidades específicas tales como: investigar mercados cualitativamente; aprovechar el internet como herramienta de primera mano; acceder al celular para incorporarse a la movilidad en comunicación; realizar juntas a distancia, como parte de los protocolos de comunicación cliente-agencia, etc., tan sólo por citar unas cuantas de las que, en su momento, llamaron la atención.

Inteligencia Artificial

¿Cuáles beneficios deben esperarse al trabajar con esta nueva herramienta?

Para empezar y a corto plazo: Mejor información y fuentes de referencia más confiables; optimización en tiempos de respuesta al cliente; y textos mucho más precisos (… y vendedores).

La preparación cultural del copywriter ahora suma la necesidad de conocer técnicamente el uso y ventajas de la AI (lo que no debe ser gran problema, dado lo amigable del uso de varias plataformas). El mar de posibilidades de allegarse de información -y de ideas creativas- ha crecido exponencialmente

Y respecto a la urgencia de actualizarnos y conocer a detalle las ventajas de esta tecnología, más vale que lo hagamos rápidamente… para que las marcas cuenten con mejores contenidos, en beneficio de su construcción y crecimiento.

TAGS:

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS