Volver, volver, vooooolveeer… al storytelling otra vez

Domingo, 6pm, no hay nada en la tele. Todos en la casa están en lo suyo mientras ustedes siguen jugando con sus Thundercats o sus Polly Pocket. De repente, una punzada en sus panzas sube hasta su pecho, trepa rápidamente hasta su cabeza y gritan “¡LA CARTULINAAAAAAA!

¡BIENVENIDOS AL INEVITABLE REGRESO A CLASES!

Storytelling

Creí que me había librado por completo de ese sentimiento, pero gracias a la llegada de La Generala a mi vida, estoy seguro que no solo ella vivirá esta misma sensación, sino que la reviviré y la padeceremos juntos cada mentado domingo (abrazados, sollozantes, mientras recorremos todas las papelerías abiertas en la ciudad -como Maria y José-). En fin…

Todo vuelve en estas fechas: clases, ligas de fut, NFL, periodos ordinarios de sesiones en las Cámaras, desmañadas y la reactivación de otras industrias. El sentimiento es agridulce. Nos choca la rutina, pero olvidamos que estamos por entrar a una nueva etapa para vivir y contar nuevas historias.

Desde que aprendimos a comunicarnos con palabras y dibujos, vivimos y construimos nuestras sociedades a través de contar historias. Nos informamos, nos entretenemos, nos educamos, a veces nos unimos o nos dividimos (desafortunadamente) y a veces empatizamos hasta casarnos con posturas políticas (“the horror”), o simplemente fortalecemos vínculos contando un chisme. Esto pasa diario, pero obviamos esta GRAN HABILIDAD; simplemente no la valoramos. El storytelling es creatividad con un fin, principalmente.

Aprovechando el tren y el tema de la columna, estoy contento por Wendy, la chica trans del reality show mexicano. Gracias a su historia de vida, no solo se ganó el primer lugar (y una muy buena lana), concientizó, se ganó el corazón de muchos televidentes y de rebote levantó significativamente los ratings de una televisora. ¿Ven el poder que tiene un buen storytelling? ¡Fenomenazo mediático, social y económico!

Storytelling

Amamos las (buenas) historias y también tenemos que aprender a contarlas, especialmente en Marketing donde el Storytelling es pieza clave para conectar e involucrar a los usuarios con una marca, un movimiento o una figura pública con un objetivo. Finalmente, “Business is business”.

Si nunca han hecho un storytelling conscientemente, apóyense en esto:

Impacto de Marca: Éxito Social Redefinido | Mauricio Ramirez & Ricardo Torres & Hans Hatch
  1. Capten la atención de quienes van a conocer su historia haciéndolos partícipes de ella.
  2. Tengan un personaje (a veces son ustedes mismos) que involucre a su audiencia.
  3. Si son una marca, inclúyanla siempre en la historia.
  4. Sean originales -sí, métanle imaginación-, vean qué hacen los demás storytellers y desarrollen su propio estilo.
  5. Utilicen aspectos humanos. Las emociones son clave para contar algo.
  6. No pierdan de vista el objetivo -¿por qué contar esto y qué quieren lograr?-.
  7. Regálenles un final feliz o mínimo un buen desenlace para dejarles un buen sabor de boca para que los busquen porque quieren conocer más historias suyas.

¡Ah, pero con la IA ya no es necesario contar historias, tío Presno!

No, queridos lectores de altura. Antes de agobiarnos, pensando en el “peligro” que representa la IA para la humanidad, como si fuéramos la prima Fer viendo sus TikToks, recordemos que para crear un texto con ChatGPT, primero tenemos que darle los elementos básicos del storytelling para que redacte lo que queremos. Lo mismo pasa con las imágenes creadas con IA. ¡Pruébenle y comprobarán qué ustedes aún mandan!

Storytelling

Es más, para asegurar su paz mental: ¿qué nos diferencia de la IA? Si bien la IA puede crear todo lo que le pedimos y tiene cierta independencia funcional, nunca tendrá la habilidad de ser consciente o compasiva. Los humanos sí podemos y debemos aprovechar estas habilidades para conectar con nuestras audiencias; y claro, también hay que tener clara una finalidad útil (con o sin la tecnología) para hacer un excelente Storytelling.

¡Al grano, tío Presno!

No le tengan miedo a volver a la rutina (ni a usar IA). Son nuevas oportunidades, reitero, no solo para vivir historias, sino también para experimentar otros estilos de Storytelling aun siendo especialistas en Marketing o personas a las que les gusta leer esta gran columna y buscan que sus conversaciones en la sobremesa se vuelvan más amenas.

Storytelling

Usen la listilla que les puse, pónganla en práctica y cuéntenme cómo les va. Y si son marcas con una estrategia en manos, me encantaría colaborar con ustedes a través de mi agencia: WatsonData.

Para cerrar: en unos días, La Generala formará parte de las filas de la educación en México. Esto me tiene entusiasmado porque habrá muchas historias que viviremos y aquí se las compartiré. También me anima que, como está muy chiquita, no le tocará usar los libros de texto gratuitos de este periodo escolar.

Nos leemos pronto.

TAGS:

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

ARTÍCULOS RELACIONADOS