Inicio Artículos Abrázame como en guerrilla

Abrázame como en guerrilla

Ayer fui sorprendida con un abrazo. Me lo regalaron… y luego otro… y otro y otro y otro más. No era mi cumpleaños. Tampoco era un saludo de alguien querido. De hecho, nunca había visto a los abrazadores antes en mi vida…

Todo sucedió en plena luz del día. Me sentí feliz. Y me sentí emocionada. Se me rasaron los ojos. Y sentí un “qué rico” en mi pensamiento y en mi corazón.

Un grupo de chicos en la ciudad de México va de parque en parque con el simple y único propósito de regalar abrazos. Todos bien arreglados, limpitos, con vestimenta simple y casual. Lo más fastuoso de su apariencia es una gran sonrisa en la cara.

Así, de la nada, se te acerca y te dice ¿me dejas regalarte un abrazo? Hay quienes de inmediato rechazan. Otros se asustan. Otra pregunta ¿no me vas a robar, verdad? Pero la gran mayoría de los recipientes de los abrazos se sueltan y corresponden con este apretujado obsequio.

Y de repente te ves rodeado de personas sonrientes y conmovidas. De abrazos por todos lados. Ahí, en el parque. Bajo el rayo del sol. Sin preámbulos. Sin alarmas de alerta. Y todos los que unos instantes éramos una bola de desconocidos inmersos en nuestra plática o en nuestros smartphones, nos conectamos en un acto de amor multitudinal, para segundos después seguir con nuestras vidas pero llevando un cúmulo de apapachos, buenas vibras y una . Y una gran sonrisa fastuosa contagiada por estos ángeles citadinos.

guerrilla 1
Abrazos en el Jardín Hidalgo de Coyoacán.

Son chicos de la generación zeta. Buscan hacer una epidemia que contrarreste todo este sentir tan negativo que nos invade a diario. Quieren que esto se esparza de boca en boca y de abrazo en abrazo por todos los parques y plazas del país… de los países… del mundo, en una especie de marketing de guerrilla, totalmente humanitaria. Porque andamos agobiados y alicaídos. Porque el calor humano nos hace falta. Y porque sí.

Estos zetas tienen el porvenir en sus manos. El futuro del planeta está en sus manos. Y si así es lo que traen para el mundo, bienvenido. Me gusta. Lo adopto. Me deja con esperanza, pensando que no todo está perdido.

#Únete
#Contágiate
#HazEpidemia
#AbrazaComoEnGuerrilla
Liliana Bretón
Publicista e investigadora; maestra y estudiante; UPAEP y AsMedia; amante del cine, los libros y el buen sentido del humor; no cambio por nada una tarde de vino con una buena plática. Beatlefan y chocohólica.