Bueno, y tú… ¿qué esperas para ser la persona que siempre has debido ser?

Estoy aquí, comiendo palomitas. 

Si, palomitas que traía en mente desde hace como dos semanas. Tienen aceite, mantequilla, splenda de cocina, mucha pimienta, sal y ralladura de cáscara de limón. Y estoy intrigado porque mi pobre cerebro, no se de donde saca la información de que tiene algo ácido y cada puño de palomitas que me llevo a la boca, en algún lugar, percibo un sabor ácidísimo, que no se de donde venga. Seguramente el maravilloso cerebro que tengo, detecta el sabor a limón y se sugestiona de que hay algún tipo de ácido ahí. Y me sabe, aunque no lo haya. O quizá es una combinación química de alguno de los elementos de mi receta. ¿Quién sabe?

Pero esto me pone a pensar en la maravillosa herramienta que todos tenemos y con la que vivimos cada día de nuestra existencia que es nuestro cerebro, el cual está en constante actividad. Ya se ha comprobado que es un gran mito eso que solo utilizamos el 10-20% del mismo. Lo utilizamos todo y mas o menos bien… o mal. Todo depende.

Y en esta vida, todo depende. Mira, puedes trabajar en un banco y negar préstamos a personas que sabes que no tienen el potencial hoy para pagarte, que es exactamente lo que se espera que hagas, o puedes hacer lo que Mohammad Yunus hizo. Mohammad, es un emprendedor social Indio, de Bangladesh a quien le otorgaron el Premio Nobel de la Paz por su iniciativa de fundar el Banco Grameen, para poder brindar pequeños préstamos a personas a quienes ninguna otra institución les hubiese considerado siquiera para un micro préstamo, pues eran dueños de nada. Dio un gran paso en su proceso de maduración, de crecimiento personal. Su cerebro lo llevó por un camino poco convencional.

Odiado por algunos y amado por millones, Yunus ha sido la salvación para millones de pequeños empresarios indios que, sin su apoyo, no hubiesen podido emprender su primer pequeño negocio. Se ha diversificado y hoy dirige múltiples proyectos por los que ha recibido premios internacionales. Y en cada uno de sus proyectos, la tecnología ha jugado un papel importante para poder llevarlo a cabo. 

Fue él, quien dijo algo que nos interesa a todos en este espacio de soy.marketing, y que no podemos dejar pasar hoy, ya que vivimos no solo rodeados de ella, sino en muchas ocasiones dependiendo de ella:

“La tecnología es importante, 

pero lo verdaderamente importante, 

es lo que hacemos con ella”

¿QUÉ HACES TÚ CON LA TECNOLOGÍA?

Todos la utilizamos a diario. Pagos, llamadas, contacto con posibles clientes, responder preguntas de bancos y otras empresa, llamar al ser querido, volver a llamarlo, video llamadas para cerrar negocios, juntas empresariales, ver tiktok, o quizá publicar en todas las redes sociales esperando que alguno de tus videos se haga viral, te vuelvas famoso y  puedas comenzar a vivir solamente de su monetización, o  tener cien conversaciones vía whatsapp, ¿qué mas?

¿EN QUE UTILIZAS ESA HERRAMIENTA TAN PODEROSA QUE TIENES EN LAS MANOS? 

Porque te soy sincero, si no la estás utilizando para convertirte en esa persona que siempre has querido ser, no la estás utilizando al máximo.

Crecer y convertirte en esa persona extraordinaria con la que sueñas, la que hace exactamente lo que quiere hacer con su vida, la que ha logrado una posición que le permite disfrutar, exhibir sus talentos y ponerlos al servicio de los demás, por el simple placer de hacerlo, o cobrar una fortuna por compartirla, es  sin duda una aspiración que la mayoría tenemos en la vida, por mas que algún individuo descerebrado pueda decir lo contrario. Y no estoy hablando solo de dinero. Estoy hablando de satisfacciones personales. De sueños realizados, de crecimiento personal compartido. Estoy hablando de dejar huella. De madurar.

EL TIEMPO PASA Y LA VIDA SE ACABA. 

¡Ups! Eso sonó feo

Es que eso de “se acaba”, es difícil de digerir. ¿Cómo que la vida se acaba? Si apenas estoy comenzando a vivir. Lo escucho de jóvenes, lo mismo que de personas de la tercera edad. Ojo, para mi tercera edad significa de 80 para arriba. Todos tenemos esta idea de que apenas “estamos comenzando a vivir”, sin importar nuestra edad. 

Y muchos, se pasan la vida escuchando frases “motivadoras” todos los días, mañana, tarde y noche, escritas o de algún “gurú”, con la esperanza de que alguna de ellas, en algún momento, los tome del brazo o del cerebro y les mueva tanto, que les haga cambiar hábitos, romper moldes, olvidarse del qué dirán, iniciar un proyecto exitoso que tiene en mente desde hace quién sabe cuántos años. Y puedo seguir porque en algún momento de la vida, todos hemos estado ahí, esperando un momento que nos cambie el “chip” y nos ponga en acción. Todo es parte de madurar.

Me gustó algo que dijo David Bowie hace tiempo:

“Madurar, es un proceso extraordinario, en el que te conviertes en la persona que siempre debiste de haber sido”

LA PERSONA QUE SIEMPRE DEBISTE HABER SIDO

Solo imagina ser esa persona que has estado destinada a ser desde siempre, pero que muchos, solo llegan a ser, en el ocaso de sus vidas. Cuando están diciendo adiós a los años en que la fuerza y el empuje que se necesitan para hacer cambios de impacto, para mover masas, para mantener el paso forzado simplemente para lograr aquello que quieres ser, generalmente van en decadencia. 

He conocido jóvenes que, a muy temprana edad, logran descubrir eso que “Deben llegar a ser”, y no esperan. No quieren ni siquiera pensar en quedarse en aquello que “pudieron haber llegado a ser”. Comienzan a trabajar en el momento en que lo descubren, logrando carreras, proyectos que a muchos parecerían imposibles, pero que para ellos son algo sencillo de realizar, porque tienen la fuerza, tienen el empuje, tienen la claridad para seguir adelante y además, saben sacar fruto a la tecnología.

Y no son proyectos macro todos ellos, algunos son sencillos, enfocados y que brindan resultados que no solo dan satisfacción personal, sino que son altamente productivos.

También conozco personas valiosas, muy valiosas, que poco a poco, con el tiempo han logrado alcanzar su madurez.  Recuerda que no estoy hablando de éxito económico, sino de satisfacción personal. De llegar a ese estado al que finalmente dices: “Lo hice, lo hice bien en la vida. Esto vine a hacer”.

E incluye satisfacción en cuanto a relaciones familiares, amor, éxito económico (que no siempre significa tener mucho, sino saber vivir y ser feliz con lo que se ha logrado), éxito social, reconocimiento, y, tu puedes terminar la lista con lo que “madurar” significa para ti.

Lo importante, es el gran valor que tiene para cada uno de nosotros, no esperar ese proceso de maduración, para convertirnos en esa persona extraordinaria, hasta cuando nos ganen los años. 

El tiempo es ya, el día es hoy.

Anda, vamos a madurar un poco. Solo un poco para comenzar. Tenemos a la tecnología de nuestro lado.

Como siempre, agradeceré tus comentarios y sugerencias aquí mismo, abajito.

Si te marca error, pues… dale una vez mas. A veces la tecnología no es de tanta ayuda como creemos que debe ser! 😉

JL

José-Luis González S.
Me motiva y emociona apoyar el crecimiento de la gente. Con más de 40 años en organizaciones mundiales, más mi práctica independiente, exploro los talentos y áreas de oportunidad de las personas, para después apoyar su crecimiento como coach/asesor e instructor. Y cuando llega el momento de invertir en un bien-raíz, te llevo de la mano para que descubras playas sin fin y propiedades de ensueño.

Este autor escribe en Soy.Marketing los días lunes de cada dos semanas.

9 COMMENTS

Subscribe
Notify of
guest
9 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Excelente comentario José Luis invita a la reflexión.
Gracias….

Maru

Muy interesante reflexión. Gracias José Luis.

Mayra Segura

Muy interesante tu comentario José Luis, me gustó mucho el artículo.

Sandra Romero

Excelente y muy acertado lo que escribes en tu columna como siempre, nos lleva a la reflexión, muchas felicidades sigue escribiendo lo haces muy bien, un abrazo

Ruth Castillo

Este es el articulo tuyo que más me ha gustado y ha conectado mucho conmigo como estoy segura que ha pasado con quienes lo han leido.. plasmaste aquí el susurro de nuestra alma.. gracias por esa patadita en el c.. que muchas veces nos hace falta.. saludos J. L

José Luis Gonzalez

MUCHAS GRACIAS por sus comentarios. Desgraciadamente no puedo responder individualmente, pero gracias. Los aprecio y me motivan!

Adela Jauregui

Me encanto, porque no me lo aconsejaste hace 20 años???? Correré un poco para ser lo que he soñado!!!!

Olga Berrones

Muy buena reflexión me aplico a mi desarrollo personal y de aprendizaje

Claudia+Angulo

Es una verdadera delicia leerte mi querido amigo, me encanto eso de la tercera edad a partir de los 80 años, mi mami dice que ella va a inventar la cuarta edad, que no la limiten je je, te mando un gran abrazo y a disfrutar la vida como disfruta uno comer palomitas 🍿💖💃🏻🥰

Artículos relacionados

Lo más reciente