El consumidor 2.0

El consumidor 2.0

La interacción ha tomado mucho mayor importancia en la industria de la mercadotecnia, publicidad y sobre todo en el BTL. Gracias a la tecnología el consumidor dejó de ser un simple receptor de ideas para tomar un papel relevante dentro del proceso comercial. Actualmente, el consumidor final tiene la última palabra, ya sea por medio de las redes sociales o correo electrónico.

Por medio de estas y otras opciones de interacción con la marca, el comprador tiene la oportunidad (o, más bien, el derecho) de entablar un diálogo con quienes están detrás de ella. En varias ocasiones, lo interesante de esta dinámica no se encuentra en la forma, sino en el fondo, tanto para el target como para el anunciante.

Por ejemplo, existen los casos “virales” que desde hace más de cinco años los grandes anunciantes impulsan dentro del internet. No existe un lanzamiento que no cuente con sitio web, foros, perfil en Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, entre otras, así como actividades en línea para interactuar con el público antes, durante y después de que el producto llegue al punto de venta. Más allá de espacios que el cliente le ofrezca a los seguidores de su artículo o servicio, procuran contratar a gente preparada para que atienda  y administre con precisión quirúrgica esos espacios de contacto (community managers). Claro que una acción como ésta requiere una inversión alta por parte del anunciante pero, ¿Vale la pena?… ¡Por supuesto!

La interacción no se limita a una relación digital, sino que traspasa la comunicación para hacer del usuario un embajador del producto, quien da inicio a la acción publicitaria más antigua y eficiente en la historia de la humanidad, el word of mouth. Deja de ser un mero receptor y toma un papel activo dentro de la acción promocional. Y lo hace con gusto.

Actualmente, es raro ver un anuncio en exteriores que no tenga perfil en alguna red social. Pero es aún más raro ver que, muchas veces,  gran porcentaje de anunciantes y agencias de publicidad creen que sólo con tener una cuenta en Facebook catalogan sus acciones como “interactivas”. Y es aún peor cuando  abandonan esos perfiles a su suerte, ya la etapa de promoción terminó y entonces se enfocan en el siguiente lanzamiento. ¿Qué pasa con la interactividad entonces? ¿Quién atiende a las 10, 30 ó 100 personas que siguen activas en esos “perfiles fantasma”?

Es bueno saber que existen clientes y agencias en México que no les basta con vender productos, sino que están verdaderamente interesados por conocer quién es su público y qué es lo que necesita, en interactuar con ellos en ámbitos más prácticos y reales, sin descuidar los objetivos comerciales ni sacrificar los presupuestos. Esta disciplina apenas comienza, por lo que todos los participantes en la industria tenemos la oportunidad de marcar la pauta y no dejar a la deriva a nuestro bien más preciado: El consumidor.

Es necesario que cambiemos la mentalidad y trabajemos en la nueva mentalidad de los consumidores, la versión 2.0

Fernando Famanía
Co-CEO de ifahto, con más de 20 años en la industria del marketing promocional y event marketing. Partner en NewCo CDMX y Fundador de Slang Storm. (FIP), en donde ifahto ha sido la agencia con más premios en toda la historia del Festival.