Economía circular en pro del medio ambiente

A partir del 1° de enero pasado entró en vigor en la Ciudad De México la Ley de residuos sólidos, donde ha quedado establecida la prohibición del uso de plásticos de un solo uso, como cubiertos, vasos, cápsulas de café, globos, bolsas, empaques, entre otros.

Estamos consumiendo más recursos que nunca. La cantidad de material consumido al año superada los 100,000 millones de toneladas y de ahí solamente el 8,6% de los materiales se vuelven a utilizar, mientras que el resto se pierde. 

Lo anterior trae nuevamente a la mesa de discusión la economía circular, donde en un sistema económico ideal todos los productos y actividades industriales puedan sean reciclables.

La economía circular es un sistema de aprovechamiento de recursos donde se priorice la reducción, el reciclaje y el apostar por la reutilización de los elementos que por sus propiedades no pueden volver al medio ambiente.

Durante siglos, nos hemos basado en un modelo lineal tradicional: producir, usar y desechar a expensas del medio ambiente. Un modelo circular tendría que cambiar la forma en que se diseñan y utilizan los productos.

¿Qué significaría una economía circular para una marca?

Los consumidores quieren una economía circular, no sólo porque es una forma responsable y sostenible de que las marcas y los minoristas permanezcan en el negocio, sino también porque es conveniente para el planeta.

La economía circular presenta enormes desafíos a los modelos de negocio convencionales de la mayoría de las marcas, pero existen grandes oportunidades para aquellos que adapten a este cambio. 

Mientras que muchas marcas sin duda se resistirán al inicio e incluso en países como México interpelaran plazos, existen marcas que hoy ya están tomando acciones.

Joyería

La marca Tous ha estado trabajando para dar una segunda vida a las piezas de joyería, promoviendo la restauración, la reutilización y el reciclaje. Cuenta con una exhaustiva política de gestión de los residuos sin ningún impacto ambiental.

Tecnología

Canon recoge el equipo usado para remanufactúralo y renovarlo, y así darle un segundo uso con la misma garantía de alta calidad que los productos originales. Al reutilizar al menos el 80% de los materiales, Canon también reduce las emisiones de gases de efecto invernadero producidos en la fabricación.

Ropa

Levi’s centra su participación en la creación de ropa duradera y en la reducción del impacto ambiental al hacerlo. Cada uno de los componentes que utiliza su nueva línea se ha calibrado cuidadosamente para garantizar que cumplan con las especificaciones de reciclaje. Esto permite que la prenda tenga una segunda vida cuando ya no se pueda usar. 

Cosméticos

La marca Natura (Body Shop) reevalúa constantemente sus prácticas comerciales: en casi 50 años de existencia, la multinacional brasileña de cosméticos ha construido una reputación por tratar el medio ambiente, los proveedores y los clientes de manera responsable. 

Deportes

Los grandes de la ropa deportiva como Converse, Adidas y Nike han lanzado al mercado líneas de calzado que ofrecen varios niveles de contenido reciclado. Por ejemplo, los tejidos de la suela superior tienen al menos un 90% de contenido reciclado en peso, hecho de botellas PET recicladas, camisetas y restos de hilo.

Incorporar una mentalidad circular en el diseño de los productos y servicios puede crear un mayor valor para una marca, destacarla de las demás y demostrar un genuino interés por contribuir a mejorar los procesos en pro del planeta.

Editorial S.M
Equipo editorial de la Revista Soy.Marketing

DEJAR COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

Lo más reciente