uber caída

Vivir en el siglo 21 significa vivir hiperconectado y mantenerse actualizado en el uso de las tecnologías, el uso de datos, la aplicación de inteligencia artificial y el machine learning

Desde hace ya mucho tiempo, Amazon nos enseñó cómo atender a los clientes, cómo entender sus necesidades, y cómo lograr una satisfacción casi perfecta.

Revolución en el mundo del consumo

Después llegaron todas estas empresas que revolucionaron el mundo del consumo. Ecobici o Spotify o Airbnb o Cabify irrumpieron de forma muy disruptiva en sus categorías. Así, facilitaron la adquisición de servicios o la forma de aprender, como Excedo, o la forma de consumir productos bancarios y/o de pagar. Como las maravillosas apps de algunos bancos, donde BBVA marca la pauta en México (y hasta donde sé, en el mundo) y donde las Fintech arrasan modificando hábitos de consumo.

En este contexto tan evolucionado, parece increíble que las empresas que nacieron offline sigan pretendiendo hacer negocio desde su anquilosada escuela, y algunos negocios online los rebase el entorno.

Quienes de repente me visitan en esta columna saben perfectamente que soy una defensora férrea de Uber. Para mí y para muchos, infinidad de usuarios de transporte público, trajeron una solución segura, eficiente y capaz de llenar abrumadoramente un nicho que nadie había detectado antes de ellos. Lo más cercano eran los mentados sitios, pero ahora que miramos hacia atrás, sabemos que están a años luz.

Reportes de inseguridad

Sin embargo en los últimos meses los reportes de inseguridad habían sido frecuentes, pero nos resultaban increíbles. Hasta pensábamos que eran sus mismos competidores haciéndoles mala fama para derrocarlos.

Esta semana se hicieron públicos los anuncios digitales de compra-venta de licencias de Uber. Esto se suma a las anteriores de ciertas anomalías en el servicio, aunque nunca tan graves como ésta.

Y es entonces que entiendes por qué la inseguridad penetró el aparentemente blindado esquema de Uber. Quien, sorpresivamente (o no), no ha salido a dar la cara y quizá ya ha quedado rebasado por la delincuencia de México. A quien, me atrevería a anticipar, le echará la culpa y se retirará del país.

#GuardenEsteTuit

Liliana Bretón
Publicista e investigadora; maestra y estudiante; UPAEP y AsMedia; amante del cine, los libros y el buen sentido del humor; no cambio por nada una tarde de vino con una buena plática. Beatlefan y chocohólica.