El consumidor se viste de cautela

La crisis derivada de la pandemia orilló a las personas a cambiar de hábitos de consumo. Muchos de esos cambios tuvieron que ver con la elección de productos y servicios más económicos, para salir adelante durante los primeros meses de 2021.

La consultora EY revela, en una de sus encuestas, que 42 por ciento de las personas sigue teniendo una percepción de que la crisis económica aún puede empeorar y, aunque el 70 por ciento piensa vacunarse, tan sólo 7 por ciento considera un regreso al estilo de vida pre-COVID-19. 

Por esa razón, en la mente del consumidor prevalece la idea de gastar con prudencia, mantener la calma y seguir adelante, con las debidas precauciones. Pero una parte importante, el 30 por ciento, estima que seguirá gastando de la misma manera. 

En medio de la cautela, las personas otorgan mucho más valor a aquellos productos que ofrecen calidad, a los que se puede tener acceso con mayor facilidad y que además ofrecen promociones y descuentos.

Según las respuestas recabadas por EY, el gasto de los consumidores está centrado en alimentos, belleza, cuidado personal y moda, al menos en los meses inmediatos, en los que el home office sigue posicionando a los medios digitales en la preferencia.

Según las estimaciones de EY, 50 por ciento realizará la mayoría de sus compras de manera híbrida, 30 por ciento lo hará de forma digital y solo el 20 por ciento de forma física.

Entre las actividades que las personas planean postergar se halla la asistencia a eventos grandes y a gimnasios. Mientras que la visita a familiares y amigos, así como a centros comerciales y restaurantes serán las que se reactiven con más rapidez. 

MEDIOS DE PAGO DIGITALES

En ese mimo sentido, los consumidores también van modificando sus hábitos financieros, y recurren a la tecnología para tener mayor control sobre su dinero, obtener mayores rendimientos y realizar transacciones de forma segura y accesible.

De acuerdo con Bnext, un marketplace de servicios financieros, el uso de alternativas digitales para la gestión de ahorro entre los mexicanos creció 78 por ciento. 

La firma de servicios financieros digitales detecta tres tendencias que están ayudando a aliviar los bolsillos de las personas en estos primeros meses del 2021:

Tecnología cashless

No usar efectivo o hacerlo lo menos posible, se ha colocado como una alternativa cómoda y segura para realizar compras y pagos con montos exactos, lo que ayuda, principalmente, para tener control absoluto sobre los gastos ante el crecimiento del e-commerce.

Statista prevé que 57 millones de mexicanos adoptarán alguna modalidad digital de pago a lo largo del 2021.

Finanzas automatizadas

Automatizar el pago de servicios como agua, luz, gas, internet, teléfono, e incluso tv por cable en una misma plataforma, evita largas filas en oficinas gubernamentales, tiendas de autoservicios y el cobro de comisión por transferencia.

Muchos usuarios ahora gestionan cada uno de estos gastos de forma automática y preestablecida, disminuyendo la posibilidad de nuevas deudas.

Fondos de inversión

La pandemia ha traído más conciencia a las personas respecto al uso y rendimiento de su dinero y los ha llevado a buscar la mejor manera no solo de ahorrarlo, sino de hacerlo crecer. 

A través de alternativas como la de Bnext, por ejemplo, los usuarios pueden acceder a fondos de inversión de bajo riesgo y altos rendimientos. Un estudio de ResearchGate afirma que de los millennials confían en este tipo de plataformas digitales para rentabilizar sus ahorros.

Editorial S.M
Editorial S.M
Equipo editorial de la Revista Soy.Marketing
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Artículos relacionados

Lo más reciente