El primer paso para escribir un texto vendedor

Cada mañana, al llegar a la oficina, el creativo y el creador de contenidos se encuentran con el mismo dilema… ¿y ahora cómo le hago?

El proyecto es nuevo, las exigencias de las cuentas cambian, las necesidades del mercado evolucionan y las posibilidades de sorprender a los consumidores potenciales son, día a día, más difíciles de encontrar.

Los Objetivos de Marketing son inamovibles, el Plan de Medios marca las fechas, Los Mensajes Clave han sido determinados, el Estilo de Comunicación de la marca ya posee identidad (esto no siempre). Entonces, ¿cómo ser diferente, convincente, único… ¡vendedor!?

Desde hace muchos años, la metodología mercadotécnica, en la versión que prefieras, marca a la investigación como el primer paso.

El conocimiento de la marca, de sus necesidades, los usos y ventajas de producto, costumbres de compra y creencias acerca de la categoría continúan siendo determinantes en cualquier proyecto comercial.

La información que nos da el cliente nunca es suficiente (en muchas ocasiones es inexistente) y, en el mejor de los casos, está sesgada por la autocomplacencia de la marca o por la “realidad” que el ejecutivo de marketing crea para fundamentar su gestión.

vendedor

La creación publicitaria es parte del proceso de mercadotecnia y, por ello, debe aprovechar las ventajas de su metodología.

Así, el descubrimiento de insights, relevantes es el punto crítico para la generación de nuevas ideas (como también para entender el comportamiento del propio consumidor y prever sus posibles respuestas ante el estímulo que significa una campaña).

  • INVESTIGAR, antes de ponerse a crear

Hay una serie de elementos fundamentales para resolver en la preproducción del proceso creativo; durante el momento de ponerse a PENSAR en términos de estrategia y de creación de mensajes de mercadotecnia.

  • Conocer a fondo el producto.

Experimentarlo; este es el escalón inicial del proceso de creatividad. La investigación informal personal aquí es totalmente válida (y diría que hasta necesaria).

  • Investigar a quién te vas a dirigir.

Conocer a fondo a tu audiencia-meta, entenderla social y psicológicamente; perfilar de manera precisa -y vivir- creencias, comportamientos, lenguajes, usos y costumbres, así como sus expectativas .

Centrarte en tu buyer persona.

Analizarlo a profundidad para entender qué intereses tiene, qué suele buscar relacionado con nuestra marca -en Internet y en los medios tradicionales- , qué espera encontrar al buscar, sobre qué le interesa leer.

  • Entender las caracterísitcas del mercado y encontrar con qué motivaciones debes realizar el contenido. Los insights obtenidos de la investigación formal que tu agencia realice -y que compruebes tú- son determinantes para formarte un criterio.

También debes tomar en cuenta qué quieres conseguir con tu contenido (qué objetivos debes cumplir), por ejemplo: sumar leads, conseguir ventas online, mejorar el tráfico de la web, reforzar tu imagen de marca, promover algo… o simplemente llamar la atención.

Todo lo anterior debe realizarse de manera constante y exhaustiva cada vez que quieras conseguir ideas para crear contenido sorprendente, creíble, convincente y vendedor, ya que de donde más obtendrás información para poder generar ideas poderosas será de las propias personas que estarán expuestas a tu contenido (y en las que debes generar repercusión).

Escribir requiere de pensar previamente… y, antes, es necesario conocer A FONDO el tema, para poder generar ideas creativas, distintivas… vendedoras.

Al mismo tiempo, dependiendo del momento, y de lo que esté ocurriendo en el mercado, las personas harán búsquedas de información diferente, casi cada día y, entonces, deberás adaptarte a lo que ellos quieran encontrar (para comprar).

Parece slogan, pero la premisa es clara… antes de crear, hay que investigar.

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJAR UN COMENTARIO

1 comentario

Deja un comentario