Inicio Artículos El Storyboard tan necesario y casi olvidado en la actualidad

El Storyboard tan necesario y casi olvidado en la actualidad

storyboard importancia

A finales de año pasado tuvimos la oportunidad de producir un video corporativo para uno de nuestros clientes en Hatch Agency. Solicitamos a nuestro productor que nos hiciera, con base en la información que le dimos, un Storyboard para presentar la idea graficada del video al cliente. Me sorprendió que me dijera “Hacía mucho no me pedían un Storyboard. Ya como eran antes –a base de dibujos hechos por verdaderos artistas gráficos- casi no hay quien los haga” Al final de cuentas armamos el Storyboard a base de imágenes y fotos de archivo. El documento nos sirvió para presentar el concepto, obtuvimos la aprobación y fue base fundamental para la producción del video.

El Storyboard es esencial para tu estrategia de marketing digital

Es indudable que los videos son una parte muy importante de una estrategia de marketing digital. En la actualidad un alto porcentaje de consumidores prefiere ver un video para aprender acerca de un producto o servicio en lugar de leer un texto. De hecho, YouTube se ha convertido –por detrás de Google- en uno de los buscadores más importantes para los usuarios.

Para 2019, se estima que el 84 % de todo el tráfico en línea estará dedicado a los videos. El 91 % busca información sobre tecnología, entretenimiento, deportes y noticias a través de videos.

Es decir, hay razones poderosas para no subestimar el poder que tiene el video en una estrategia de marketing digital.

Sería un error el pensar que conseguir un resultado óptimo es fácil. Es necesario invertir en el proceso de producción. Y en este contexto, una de las etapas de mayor importancia y que no todo el mundo sabe es el guion gráfico (Storyboard), una especie de proyecto, cuadro por cuadro, que ayuda en la construcción de la narrativa, edición y diseño. También ayuda en la planificación y composición de las escenas.

Esta herramienta es utilizada en animaciones, películas y juegos, pero con el tiempo ha llegado a ser muy bien aplicada en diseño gráfico para la publicidad y la comercialización. Es decir, debido a su versatilidad, el Storyboard se puede utilizar para graficar el movimiento de una película, la cinemática de un juego o incluso para ilustrar la navegación de un usuario en un sitio web o aplicación.

¿Dónde entra el marketing digital en esta historia?

Con el crecimiento de búsquedas de videos en Internet y con la expectativa de que los videos dominarán el mercado cada vez más, las producciones profesionales de videos se incrementarán.
En Marketing Digital y especialmente los contenidos producidos en video ya están siendo utilizados de diversas maneras, ya sea como una presentación de producto, un anuncio de un nuevo contenido o la revitalización de un contenido existente.
El Storyboard será determinante cuando a un cliente se le presenten ideas para videos. Es la manera más gráfica, sencilla y “vendedora” de mostrar la parte de producción en un plan de Marketing Digital.

Consejos para crear un Storyboard eficiente

Hay muchas formas de hacerlo. Depende mucho de los recursos que se tengan. Puede hacerse muy sencillo simplemente con una hoja (existen diversas plantillas de Storyboard que podemos encontrar gratuitamente online e incluso programas para hacerlos online) y un lápiz apoyados en un guión técnico para saber cuáles son los planos que tenemos que dibujar. También puede hacerse más gráfico y recurriendo al copy, creativo y diseñador gráfico como las dos hojas que les muestro y que son parte del que presentamos a nuestro cliente.

Existe una tercera vía que en las agencias/clientes le llamamos Animático. En este caso, se filman con una cámara de video –no necesita ser profesional- cada uno de los cuadros en secuencia y se editan con el audio –final o de prueba- previamente grabado. Esta opción, da más la idea de lo que se quiere hacer con el video.

Teniendo resuelta la forma de ejecución, ya podemos poner manos a la obra

  • En función del guion creativo/técnico o Storyline se analiza cuáles son las escenas más importantes –por su trascendencia en la estrategia o por su complejidad en las tomas- que debes incluir en el Storyboard.
  • Una vez que se ha visualizado el Storyline y su guion técnico, hay que traducirlo en imágenes. Van a ver que es un trabajo laborioso, pues aunque se haga con dibujos simples, estos deben ser muy claros pues el equipo de producción lo tomará como base para la planeación del video. No podemos equivocarnos, pues en la pre-producción se planea todo el proceso y cualquier cambio puede representar mucho dinero.
  • Completa con una breve descripción las viñetas. Hacer pequeñas anotaciones para aclarar conceptos como ángulos, movimientos de cámaras -hay que tener conocimientos básicos en ello. Qué es un zoom inn, un tilt down, un traveling, etc.- o la salida de un personaje es de gran ayuda a la hora de afrontar la grabación del video.

Conclusión

Hay procesos que muchas veces por “ahorrar” recursos económicos y/o humanos nos los queremos saltar. No hay peor error. Y en la producción de un video –comercial, corporativo de inducción, etc.- profesional, donde se invierte mucho dinero, no podemos obviar pasos. El Storyboard es básico para que cliente y agencia tengan, antes de producir e invertir, la certeza de lo que se va a hacer y la seguridad de que la marca, estará alineada a objetivos establecidos.

Hans Hatch
CEO de Hatch agency, con 15 años de experiencia profesional, se ha convertido en uno de los influenciadores en temas de marketing digital más importantes en Latinoamérica. Es consultor de negocios, tecnologías digitales y redes sociales; asesora y trabaja en las áreas de comunicación integral para varias de las marcas más importantes de México y a nivel continente.