Erotismo y prejuicio ¿El sexo vende?

Podría determinarse que el sexo por default no vende… y dirás ¿Para qué me  quedo a leer todo el articulo si ya me respondió el titulo?” pues bien, el sexo talvez  no venda, pero el sexo y erotismo como recurso en el marketing ha sido una de las  técnicas más utilizadas para afianzar al público y/o generar presencia mediática.  

Es incierto establecer una fecha exacta de cuándo se empezó a utilizar un  referente sexual dentro de la publicidad pero siendo muy meticulosos y sin  profundizar mucho, podríamos decir que este siempre ha existido, desde ideas  religiosas, culturales y artísticas ya que el erotismo, no solo se presenta de forma  visual sino se externa de forma escrita, ideológica o verbal.  

“El que no enseña no vende” 

En 1871 Pearl, una marca de tabaco, lanzó un poster para sus cigarrillos en el que  venía todo, menos sus cigarrillos ni mensaje alguno relacionado con ellos. Solo se  apreciaba una ilustración de una dama desnuda.

Este es quizá, uno de los anuncios publicitarios más antiguos del mundo moderno,  y en el que ha sido una constante para que las marcas cumplan sus fines y metas.  Pero ¿Te has preguntado por qué está prohibido anunciar cigarros y permitido  material explicito erótico? La respuesta consiste en que el tabaco mata, pero el  sexo sigue siendo un reclamo constante por la fantasía que promete.  

Los mensajes sexuales, también destacan en estrategias de marketing porque  juegan con las pasiones y emociones puras. No solo es un acto racional, sino, es un  gesto emotivo.  

Sigmund Freud, padre del psicoanálisis determinó que sin importar la edad, el sexo  y la muerte siempre llamarán la atención ya que existe una gran tensión entre la  prohibición y el deseo. Para agregar a esta teoría, Lorena Rodríguez Muños de la  Universidad Autónoma de Barcelona establece que son los adolescentes lo que 

están más influidos por mensajes transmitidos en la publicidad puesto que se  encuentran en una fase de evolución física y psíquica. 

Visualizando esto, podemos entender por qué tanto contenido sexual en la  actualidad. Desde las letras de las canciones “Si tu novio no te ma** el cu**, pa’ eso que no ma**. Baja pa´casa que yo te lambo toa’”, sus videos musicales en el  que muestran, principalmente, figuras femeninas en paños menores, películas en  las que sin importar el contexto o justificación se puede saber cuántos lunares tiene  la actriz o el actor, en cuentos o comics que lograron su propio género, personitas  vendiendo o subiendo contenido explícito para cambiarlo por unos pesos o  followers, hasta en el supermercado cuando me ofrecen una nueva línea de  yogurt.  

Sexo y erotismo en el marketing 

Este marketing estereotipado, aunque normalizado, ha ido evolucionando a través del tiempo ya que la evolución moral de la sociedad está en constante cambio  que ha sabido reconocer algunas pautas como inmorales, eliminándolas poco a  poco. 

Un ejemplo atroz se puede entrever en el año 2009 con un comercial de Doritos  transmitida por televisión abierta en horario familiar para promocionar un nuevo  producto, que seguramente si tienes más de 25 años lo has de recordar, “Dime  vaquero”.

Este comercial, normalizó conductas que en su tiempo habían sido aceptadas; sin  embargo, hay que entender que como especialistas e influenciadores de masas,  se debe prever situaciones de riesgo para así evitarlas ¿Cómo visualizarlo?  Realizando una buena investigación social, política, comercial y cultural para no  dañar la integridad moral o física de cualquier persona. No es algo establecido  legalmente, pero si recriminado tarde o temprano por la sociedad pensante.  

Por el contrario, algunos anuncios exitosos comercialmente hablando, en el que  lograron ser recordados, posicionar la marca y no ser recriminado en el futuro fueron: Jacq´s en 1986, KH7 Quitagrasas en 2011, Chocolates Valor adulto en 2007  y actualidad, Heat Beyoncé en 2010 y aunque no comercial, t.A.T.u. 

Y aquí nace una pregunta ¿El morbo se crea o se aprovecha? No se tiene un A, B,  C para poder determinar una buena estrategia erótica, pero si podemos aprender  de los errores del pasado para garantizar mínimos errores.  

A continuación enlisto las características que considero debería tener una buena  campaña erótica: 

0.- El sexo y el erotismo puede ser considerado como un recurso pero nunca debe  ser utilizado como un fin.  

1.- Realizar una buena investigación entendiendo los comportamientos futuros

2.- Conocer y entender campañas de éxito y campañas de fracaso.

3.- Conocer a mi audiencia por regiones entendiendo el contexto global.

4.- No estereotipar ni ser prejuicioso

5.- Valorizar las creencias y emociones de un grupo específico 

5.- Re-educar a una sociedad descompuesta ansiosa de morbo  

Vender con perspectiva erótica, juega un papel fundamental en los valores y ética  de una sociedad. ¿Quieres ser recordado de forma legendaria o criticado en el  futuro por una mentalidad retrograda? En resumidas cuentas y para contestar el  título, no, el sexo no vende ni garantiza una buena campaña. Al contrario, es  peligrosa y puede resultar contraproducente, pero la planeación e investigación  como cualquier estrategia de marketing, sí cumple objetivos.  

Déjame saber en los comentarios ¿Cómo más crees que se puede tener una buena  estrategia erótica? o si conoces alguna otra campaña, te leo.

Luis Sergio Mora Peña
Egresado de la carrera de comunicación en el área organizacional de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán. Con experiencia en desarrollo organizacional, relaciones públicas y técnicas publicitarias. Interesado en el mundo cotidiano, utópico, político, deportista y social.

Este autor escribe en Soy.Marketing los días miércoles de cada cuatro semanas.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Artículos relacionados

Lo más reciente