Grandes cambios emergen de las generaciones y-z-α 7ª entrega

A lo largo de varias columnas te he compartido, queridolector, una serie de cambios de hábitos que los consumidores-usuarios-compradores de las generaciones YZα (aquí la serie completa entrega 1entrega 2, entrega 3, entrega 4, entrega 5 y entrega 6), a veces con mucho sentido y congruencia, pero a veces con ridículos sinsentidos que se sacan de la manga con tal de establecer tendencias que son inaplicables.

Hemos visto en las redes temas sobre la revisión de mercancía a la salida de Costco y la reventa de sus pasteles, que le molesta a muchos. O cuando entre cochistas y bicicletos se insultan sin razón o sin sustento. O cuando pretenden imponer sus reglas de comunicación o su lenguaje inclusivo, sin conocer el otro lado de la historia, y se centran en su propia experiencia y sus propias reglas, como subrayan algunos de generaciones anteriores.

Revisemos la penúltima parte de esta serie que, como he mencionado en algunas de las publicaciones anteriores, forman parte de los principales hallazgos de varios estudios que se llevaron a cabo en diferentes países acerca de estas nuevas generaciones que quieren revolucionar el mundo que heredaron de nosotros, los grandecitos mayores de 30 años.

Continuemos…

Salud

Medicina alópata – Es un hecho que el uso de químicos para cuidar nuestra salud, lo cual les resulta profundamente agresivo y adictivo. Las empresas farmacéuticas son consideradas como un mal (no tan) necesario que termina prolongando la vida de los enfermos, a veces sin tanta calidad de vida y, lo más grave, sin curar sino simplemente aliviar, a costa de los recursos útiles gubernamentales pero, mayormente, familiares. Saben de facto o por intuición, que el 80% del presupuesto mundial de salud se destina a enfermos terminales.

Gimnasio – Conforme avanza el tiempo, la proliferación de gimnasios ha sido avasalladora, y a muchos se les llena la boca al decir “ya me voy al gym”. Sin duda la actividad física es una de las formas más efectivas para mantenerse sano y activo. Sin embargo parece ser que, fuera de los fisicoculturistas, ya no están tan dispuestos a pagar esas cuotas exorbitantes para mantenerse saludables y están regresando a tener actividades físicas en áreas públicas (parte de la obsesión del ciclismo), o simplemente correr, brincar una reata, o subir y bajar escaleras.

cambios

Alimentos – Junto con el veganismo han emergido formas alternativas de tratar ciertos padecimientos. Algunas de esas formas son nuevas, otras ancestrales y unas más mixtas, pero se dan como complemento de lo expuesto en el primer párrafo de esta sección. De repente todo es matcha o chía o kale, o todo se prepara en Nutribullet y los alimentos se consumen en un smoothie, a cucharadas… yuck!

Otras alternativas – Quizá el punto anterior tiene (para mí) mucho más sentido que lo que he escuchado y que salió de forma aislada en varios de los estudios. Se mencionan remedios extremos como inyectarte tu propia orina como una forma de mantenerte autoinmune y, la que más me llamó la atención entre mamás recién paridas es deshidratar el cordón umbilical de sus bebés, pulverizarlo y consumirlo en cápsulas comestibles, con el objeto de mantenerse sanas y vigorosas, y evitar la depresión posparto. ¿Habías escuchado sobre esto? A mí me dejó así, mira 😵🙄😒

Cigarros – El tabaco es un vicio que se fue para no volver. Además de que ya se siente un hedor muy desagradable entre los fumadores, convivir con ellos es invasivo, por el humo y las colillas y los ceniceros y todo eso. Lo curioso es que han intentado sustituir su adicción con vapeadores desoyendo (a propósito) que son más dañinos que el cigarro mismo.

Impacto de Marca: Éxito Social Redefinido | Mauricio Ramirez & Ricardo Torres & Hans Hatch

Trabajo

Nómadas digitales – La pandemia se encargó de consolidar la tendencia de trabajar a distancia. Desde antes, internet ya nos había facilitado la ejecución y entrega de proyectos en línea para la enorme comodidad de muchos. Lo malo es que hay personas (patrones) que creen que necesitan que sus trabajadores están bajo su supervisión visual con el látigo en mano, aunque su chamba sea 100% digital.

Emprendedores – Se sabe que esta época ha roto récords de registro de pequeños negocios y pymes por el intenso emprendimiento de los jóvenes. Algunos con ocurrencias, otros estudiando y otros más aprendiendo de los demás, se lanzan con sus ideas para evitar pertenecer al mundo godín (como se le dice en México al sector de empleos de horario fijo) y no trabajar para alguien más que se hace rico con el trabajo de ellos.

Sin compromiso – En consecuencia, quizá toman empleos por un tiempo (menos de un año) para aprender de una industria o un oficio, pero no se comprometen. Renuncian de un día para otro, generalmente por chat JAJAJA. Esto además da origen a un círculo vicioso actual que va a ser difícil de romper y que se ha convertido en un mal de muchos: las empresas reaccionan con una recíproca falta de compromiso, y entonces no cumplen a cabalidad con la seguridad social y mucho menos con reconocimientos o capacitaciones.

Las reglas cambian

Sea cual sea la motivación, las formas de consumir ciertas categorías, de trabajar y de comunicarse han cambiado. A algunos les está costando mucho más trabajo entenderlo y adaptarse, o de plano aventar la toalla y decir “esto ya no es para mí”.

¿Tú de cuál eres? Tú, de generaciones early-Y y anteriores, ¿te has adaptado bien y ya de plano haces a un lado los cambios?

Ven y cuéntame aquí en comentarios o en Xtwitter donde podremos conversar casi en vivo.

#EstasGeneraciones

TAGS:

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

ARTÍCULOS RELACIONADOS