Juega como niña

Cuantas veces a lo largo de nuestra vida no hemos escuchado la frase “juega como niña” a modo de ofensa queriendo restar valor y fuerza a lo que cualquier mujer desde niña es capaz de hacer en el ámbito deportivo.

Hoy esa frase adquiere un nuevo significado.

Impulsado por las participaciones de tres adolescentes en la competencia de #skateboarding, el hashtag #HazloComoNiña hoy se convierte en la voz del poder femenino de ellas y de todas las mujeres en los deportes y fuera de ahí.

Las medallistas medallistas de los juegos Momiji Nisiya y Rayssa Leal con tan solo 13 años y Funa Nakayama de 16, ponen en el mapa la conversación sobre lo que significa “hacer las cosas como niña” y sobre el impulso que las niñas de todo el mundo merecen para alcanzar sus sueños. Ellas jugaron como niñas y ganaron como niñas.

Y así como ellas, muchas mujeres tuvieron el sueño de convertirse en atletas destacadas.

La competencia mundial que se lleva a cabo este año en Japón serán recordados no solo por las circunstancias en las que se desarrollan frente a una pandemia que ha durado más de un año, sino porque por primera vez en la historia el 49% de los competidores son mujeres, por lo que serán los juegos más inclusivos de la historia.

Porcentaje que no ha sido fácil de alcanzar. A lo largo del tiempo las mujeres han tenido que abrirse paso enfrentando la ignorancia y los prejuicios.

Los deportes en general desde tiempo atrás han sido considerados una actividad propia del género masculino y eso ha contribuido durante décadas a que pocas mujeres aspiren a sobresalir en el mundo deportivo.

Aún con los espacios que con los años se han ido ganando en diferentes disciplinas deportivas (por ejemplo, el futbol) la diferencia en cuanto a sueldos, oportunidades y patrocinios exhiben la desigualdad de género que continúa predominando bajo el argumento de que los deportes que son practicados por mujeres no atraen una gran audiencia.

Pocas marcas realizan publicidad dirigida a resaltar y reconocer el poder de las mujeres en cualquier disciplina.

Para muestra un botón:

Hacer las cosas #comoniña

Esto somos

El camino no ha sido fácil si consideramos que en 1900 en París por primera vez participaron 22 mujeres en una competencia deportiva como la de hoy lo que representaba el 2% y únicamente se les permitió participar en disciplinas como tenis o golf.

Cada año la intervención de las mujeres en los deportes ha ido aumentando, se han tenido que romper barreras e inspirar a otras, aunque la representación del género femenino continúe siendo menor.

En los Juegos de Río de Janeiro hace 5 años, la participación de las mujeres alcanzó el 45% del total de todos los competidores. Brasil, Argentina, Colombia, México y Jamaica fueron las delegaciones con mayor representación femenina del Continente Americano.

Para estos juegos, el comité organizador ha modificado algunos de sus estatutos para igualar la participación de hombres y mujeres en muchas disciplinas como levantamiento de pesas, remo, canoa y tiro. Este año los 206 comités deportivos están representados por al menos un hombre y una mujer atletas.

Y será en Paris 2024 donde se espera alcanzar el 50% de participación femenina y 50% masculina. Esto significará que 28 de los 32 deportes que se disputan dentro del programa estarán representados en equidad de género. (Si deseas conocer el programa de 2024 consulta este link.)

Mención aparte merecen los cambios en el uniforme deportivo que tanto el equipo de gimnastas alemanas y el de Noruega para Balonmano (handball) de playa se atrevieron a desafiar. Las primeras presentaron un uniforme de cuerpo completo que les cubría brazos y piernas en lugar del tradicional leotardo para hacer énfasis en la necesidad de poder practicar el deporte sintiéndose cómodas. Pero a la selección de Noruega no le fue bien ya que fueron sancionadas con una multa de $1,500 euros por incumplir el código de vestimenta al presentarse con top y licras cortos en lugar del “tradicional” bikini.

Sin duda aún falta muchas cosas por hacer, pero la equidad de género en una justa deportiva está marcando el camino. Mientras tanto, sigamos jugando como niñas.

Astrid Sotomayor Ibarra
Comunicóloga y mercadóloga, 15 años involucrada en agencias de investigación de mercados. Amante de las marcas, el scrapbook y la loca de los gatos.

Este autor escribe en Soy.Marketing los días martes de cada dos semanas.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Artículos relacionados

Lo más reciente