La educación extracurricular online crece por pandemia

El resguardo de la pandemia obligó al sistema educativo mundial a migrar a modelos de enseñanza virtuales, lo que exige metodologías más eficientes, capaces de mantener la atención de los estudiantes, modificando la forma no sólo de transmitir conocimientos, sino también de adquirirlos.

Esto, además de la enseñanza académica para los estudiantes, ha dado una gran lección al mundo, en la que aprendimos que la educación en línea no sólo es posible, sino también necesaria en un mundo globalizado y que evoluciona cada vez con mayor velocidad.  

Por ello, ante un regreso a las aulas que parece cada vez más cerca, la educación a distancia prevalecerá como parte de sistemas híbridos escolarizados y como una actividad extracurricular complementaria a los estudios convencionales de niños y adolescentes, pero también como una herramienta para profesionistas y en general cualquier persona que busque reforzar o adquirir nuevos conocimientos en cualquier campo, lo cual se ha hecho más común por el tiempo libre que el confinamiento trajo como consecuencia.

Nuevas alternativas de educación

Por todo esto, las llamadas EdTech o empresas de educación tecnológica han adquirido actualmente un papel protagónico en la enseñanza, proyectándose como el futuro para el desarrollo de habilidades, ya que la velocidad con se mueve el entorno educativo exige un sistema adaptado a las nuevas generaciones y sus necesidades, como la de centrarse en herramientas prácticas para aplicarse al mundo real.

Como consecuencia de la contingencia sanitaria, las empresas de EdTech se han abierto paso en el mundo de una manera inusitada, tal y como lo demuestra la salida a bolsa en Nasdaq que tuvo Coursera, con un valor mayor a los 6,000 millones de dólares; MasterClass que cuadriplicó su valor en menos de un año, rebasando los 2,000 millones de dólares; y BYJU’S, que con un incremento de valor de 1,000 a 15,000 millones de dólares logró consolidarse como la EdTech más valiosa del mundo.

De esta manera, la evolución que ha transformado a otros sectores está llegando a la educación, en donde cada vez vemos más startups con nuevas propuestas, como Crehana, que cuenta con más de 5 millones de estudiantes en Latinoamérica y busca enfocarse en México, donde con un millón de alumnos representa el 20% de los usuarios.

Esta plataforma peruana de cursos en línea experimentó un incremento de hasta el 300% de nuevos usuarios en medio de la pandemia, mostrando el mayor crecimiento entre mayo y agosto de 2020, así como un millón de nuevos estudiantes en el primer semestre de 2021.

Parte de su éxito se debe, quizá, a que impulsan la educación blended, en la que integran clases en línea en streaming con un profesor, espacios de mentorías con especialistas en diferentes áreas y cursos pregrabados, siguiendo programas de diferentes países, lo que bien podría sentar las bases de la educación del futuro.

¿Hacia dónde va la educación?

De acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, en los últimos 13 meses, 5.3 millones de mexicanos dejaron sus estudios en parte por la crisis económica desencadenada por la pandemia y por otra parte, debido la falta de alternativas a la educación presencial, ya que la crisis sanitaria obligó al cierre de escuelas y no todas estaban preparadas o con el soporte tecnológico necesario para la educación virtual.

Con hechos como éste, podemos advertir un panorama en el que es imperante el crecimiento hacia una educación diferente, que sea más accesible no solamente en precio sino en la forma de enseñar, con un enfoque más práctico en cuanto a formatos, contenidos tiempos, formatos y flexibilidad.

Después de la pandemia, las universidades y escuelas no podrán seguir existiendo como las conocemos; tendrán que evolucionar a plataformas híbridas en las que se pueda aprender con mayor velocidad, con mejor enfoque y obteniendo información aplicable en plataformas de aprendizaje en línea, de la mano de profesores que, más que autoridades del conocimiento, hagan las veces de mentores.

Cada día es más importante para las empresas los conocimientos prácticos, la especialización y los soft skills al momento de seleccionar personal para puestos directivos, más que los títulos universitarios en sí y prueba de ello son las importantes inversiones que hacen para capacitar a sus colaboradores también en a través de plataformas de 

e-learning

Entonces, si el mundo laboral dio un giro drástico y las escuelas buscan preparar personas para trabajar, lo lógico es que la educación evolucione hacia la misma dirección que las empresas.

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario