La importancia del respeto al tiempo personal.

En esta semana, el tema de cómo “abusan” algunos jefes del tiempo de sus colaboradores estuvo en dos de mis conversaciones. Seguramente a muchos les pasa lo mismo. Es una queja común, aún en esta época de pandemia, ya casi casi post-pandemia. La razón es que poco a poco, volveremos a nuestros sitios de trabajo, quizá con diferentes modalidades algunos, otros regresando al esquema anterior.

Este “volver a la normalidad”, es una magnífica oportunidad para hacerlo con nuevos y buenos hábitos. Todos, jefes y colaboradores. Cada día tenemos muchas oportunidades para mostrar nuestro respeto, principalmente, al tiempo de los demás.

Te cuento. Resulta que, al no tener la barrera de una oficina durante la pandemia, algunos jefes llegaron a pensar que  no hay horarios. Ojo, digo algunos, porque los hay que son no solo jefes, sino Líderes, y son siempre respetuosos del tiempo de los miembros de su equipo.

Y digo “barrera” al referirme a la oficina, porque de alguna forma, ver que sus colaboradores salen del espacio físico de su oficina, les manda un mensaje directo al cerebro de que el día de trabajo terminó. Pero el no tenerlos ahí frente a ellos, y comunicarse por medios electrónicos, los hizo pensar que su acceso al tiempo de los demás es ilimitado, sin horas, sin reglas. Que todo su equipo estaba disponible y a una simple llamada, un whatsapp o un zoom de distancia, sin importar horarios.

Y aunque se acentuó con el trabajo en casa, esto no es nuevo. Ha sido una queja de siempre.

Algo que siempre me ha gustado de la cultura empresarial en los Estados Unidos de Norteamérica, es la puntualidad. Tienes que entrar a tiempo, pero también sales a tiempo, sin pena ni remordimientos, contrario a lo que sucede en nuestro México, donde tienes que entrar a tiempo, pero cuidadito con tratar de salir a tu hora, porque tu conciencia te va a bombardear con preguntas y dudas: ¿Y si me voy y me tachan de flojo y no me dan la promoción? ¿Y si mi jefa me busca?

El trabajar en casa, cerca de la familia, sin descuidar los resultados, nos ha abierto los ojos sobre el gran valor que tiene el tiempo personal, la importancia de utilizar todos los medios disponibles para brindar resultados de excelencia y el respeto que hemos comenzado a exigir a nuestro tiempo.

Hablemos de todos nosotros, en general, que tenemos que asistir a reuniones, juntas de trabajo, presentaciones. Pocas veces evaluamos el valor económico de una reunión. Si un jefe calculara el valor de una junta de dos horas, con base en el sueldo que perciben los asistentes, seguramente estas serían mucho más ágiles, con mayor preparación y solamente con las personas necesarias.

Por ello, considero importante que toquemos algunos puntos que, estoy segurísimo, muchos colaboradores quieren tocar sobre sus jefes, y muchos jefes quieren tocar sobre sus colaboradores. Se los pongo aquí para que los compartan y los revisen en alguna oportunidad.

Aquí, solo algunas propuestas básicas, para mantener el respeto al tiempo de todos a nuestro alrededor, ya sean colaboradores, clientes, jefes, colegas.

Si eres jefe:

  1. Todos, todos tus colaboradores, tienen una vida personal. Respeta su tiempo.
  2. Recuerda que tus colaboradores, no son esclavos. No están a tu disposición 24/7 y, el hecho de que tu no tengas algo que hacer, no significa que ellos también estén libres. Respeta el horario de oficina.
  3. Cero llamadas a las 10 de la noche “porque es urgente”. Soluciona tú, o espera a mañana al primer minuto del horario de trabajo. No te molestes si alguien no responde tus llamadas fuera de horas de oficina. TODOS, si, todos tus colaboradores, tienen vida personal y debes respetarlos. Una llamada “de la jefa”, puede interrumpir una plática relevante, una reunión de amigos o familia, un momento íntimo.
  4. No los llames solo porque “se me ocurrió esto que es importantísimo y no quiero que se me pase”. Ten a la mano un archivo para ir anotando esas grandes ideas, y mañana, en horas de oficina, comunícalas a quien deba darles seguimiento. En muchas ocasiones te darás cuenta de que no son ideas nuevas y no requieren ninguna acción.
  5. Piensa bien en tus reuniones de trabajo.
  • ¿Cuánto estimas que van a durar?
  • ¿Quiénes deben de asistir?
  • ¿Qué temas se van a tratar?
  • Establece la hora de inicio, para que la reunión termine antes de la hora de salida
  • Invita solamente a los indispensables
  • Respeta la agenda que enviaste
  • Si quieres “convivir”, que esta convivencia se dé al final, para que participen quienes así lo desean, sin afectar su agenda personal
  • Inicia y termina en las horas indicadas en la convocatoria. Si tomas más tiempo, estás afectando los resultados y, quizá otras actividades se vean afectadas
  • Como dicen por ahí: Piensa si el tema de esta junta, puede ser resuelto mediante un “e-mail”

Si eres colaborador en una empresa:

  1. Respeta tu horario de trabajo si quieres que tu tiempo personal sea respetado. Elimina “esos bonitos tiempos de chacoteo” que tanto disfrutas. El trabajo es el trabajo, y cada minuto que desperdicias, significan recursos de la empresa, que estás desperdiciando. Siempre será adecuado y hasta importante el intercambio de saludos y experiencias del día anterior, siempre y cuando esto no te tome la primera hora.
  2. Concéntrate en tus responsabilidades.
  3. Estás ahí, porque los resultados que generas son valiosos para la cadena productiva. De no ser así, no te pagarían por ello. Asegúrate de terminar en las horas que te comprometiste y entrégalos con la calidad que todos esperan.
  4. ¿Llegó la hora de salida? Sal sin remordimientos. La hora de salida marca el inicio de tu tiempo personal. Es tuyo. Hemos encontrado que en muchas ocasiones la gente no lo hace, porque son conscientes de que han perdido demasiado tiempo en conversaciones personales, chismes, juegos, que no tienen nada que ver con su trabajo. Su conciencia los castiga.
  5. Utiliza solo el tiempo acordado en tu contrato, para comer. No más, no menos. Además de comer, todos necesitamos un descanso para ser productivos. En esta hora de comida, aprovecha para disfrutar de los chismes del día anterior con todos tus compañeros. Esto aplica para todos, desde el dueño de la empresa hasta la persona que apoya manteniendo limpios los espacios. Todos necesitamos un momento para relajar.
  6. Si asistes a reuniones de trabajo, virtuales o en persona:
  • Está puntual siempre, sin excusas.
  • Revisa la agenda de la reunión y asegúrate de que comprendes todos los puntos que van a tocar. Si te invitaron, es seguramente porque esperan que contribuyas con algo.
  • Prepara tus intervenciones para que sean profesionales, prontas, sin demora. Habla fuerte y claro, asegurándote de que todos te escuchan. Estás ahí para contribuir,  pero también para brillar. Las reuniones son el momento perfecto para ello y tu futuro puede depender de tus participaciones. ¿Eres el/la “X”, o el fregón que sabe lo que está haciendo?

Estamos en un momento en que todos debemos de hacer nuestro mejor papel para salir adelante y debemos de aprovecharlo. Y es también un buen momento para pensar en nuestras relaciones jefe-colaborador. Estas, deben de ser armoniosas, respetuosas, pensando en el bienestar de cada persona, y de la empresa.

Como siempre, gracias por leerme.

Un último consejo para los jefes. No te molestes si alguien te hace llegar esta columna. Es probable que haya alguna situación que debas de analizar para que te consideren un Líder Virtuoso, que además de brindar resultados, tiene un equipo que se siente respetado y feliz.

JL

José-Luis González S.
José-Luis González S.
Me motiva y emociona apoyar el crecimiento de la gente. Con más de 40 años en organizaciones mundiales, más mi práctica independiente, exploro los talentos y áreas de oportunidad de las personas, para después apoyar su crecimiento como coach/asesor e instructor. Y cuando llega el momento de invertir en un bien-raíz, te llevo de la mano para que descubras playas sin fin y propiedades de ensueño.

Este autor escribe en Soy.Marketing los días lunes de cada dos semanas.

8 COMENTARIOS

  1. Amigo querido, es excelente como siempre!!! La biblia menciona que todo tiene un tiempo, pero es difícil administrar el tiempo!!! Es más fácil desperdiciarlo!!!
    Eres el mejor !!!

  2. Excelente como todas tus publicaciones yo por lo general siempre trato de respetar los horarios pues les pido lo mismo a ellos

    • Gracias Magui. Por eso eres buena líder, porque respetas el tiempo de otros. Gracias por comentar. Envíaselo a tus colegas! 😉

  3. Ya es parte de la personalidad del mexicano sentirse culpable por salir justo a la hora, aún si trabaja lo suficiente para ser un buen elemento. Estoy de acuerdo, debemos valorar más nuestro tiempo personal.

DEJAR COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

Lo más reciente