La (poderosa) identidad gráfica de Río 2016

La (poderosa) identidad gráfica de Río 2016

Una de las ramas más ricas y complejas del diseño es la identidad gráfica o corporativa. Una vez definida la identidad (condensada en una sola imagen) el desarrollo abarca una gama enorme de usos y aplicaciones que van desde la papelería básica hasta los textiles, vehículos y audiovisuales.

Tradicionalmente, se considera como “consagrada” a la firma de diseño que logra conquistar los concursos internacionales que convocan a los mayores talentos y las vanguardias más adelantadas, los símbolos más sofisticados y hasta los estilos de diseño más arriesgados o incomprendidos; ejemplo, la mascota “Cobi” de Javier Mariscal para Barcelona ´92, sumamente criticada en su época.

En esta ocasión, para Rio 2016, tenemos la oportunidad de disfrutar de las magníficas creaciones del despacho Tátil Design de idéias, ubicado en Rio de Janeiro. Su trabajo, caracterizado por un interesante manejo de tipografías no convencionales y por el uso audaz del color, encontró una perfecta vía de expresión en el sistema de comunicación visual de los Juegos Olímpicos 2016. Este sistema visual comprende tanto el tema tipográfico, como el gráfico, cromático y de pictogramas (simbología).

Tipografía:

De las pocas tipografías de creación original brasileña, es (como el despacho mismo expresa) de trazo es osado, su contraste entre grueso y fino surgió a partir de la idea del pincel en el papel. Las letras de trazo único continuo, dinámico, ágil y fluido, recuerdan los movimientos de los atletas en acción. La variedad de curvas se relaciona con la alegría del pueblo brasileño. Ninguna curva es igual a otra, pero funcionan como un conjunto integrado y unido.

Gráficos:

Igualmente de abundantes curvas y movimientos continuos, se relacionan visualmente con el paisaje carioca, sus montes y sus playas. Incluso se ha comparado la imagen de los juegos olímpicos con un elemento “escultural” tridimensional; la idea de movimiento continuo traspasa el plano bidimensional: celebración, optimismo, diversidad en armonía y espíritu joven están entre los conceptos del racional emitido por la firma brasileña de diseño.

Color:

La alegre gama cromática de la identidad visual es 100% nacional brasileña. Por donde quiera que la veamos, siempre estarán presentes al menos dos de los colores de la bandera brasileña: verde, amarillo y azul. Una celebración vibrante, de matices muy saturados. Y se ha explotado con creces esta gama, con tonalidades variantes del verde, del azul y la inclusión de cálidos a partir del amarillo (naranjas y rojos vibrantes). Todo el sistema completo resulta en un ambiente festivo constante.

Pictogramas:

Toda una tradición de décadas de diseño respalda el sistema señalético que identifica las diversas actividades deportivas. Esta es la primera vez que se desarrolla un sistema visual propio para las disciplinas de los juegos paralímpicos. Los Juegos de Rio cuentan con 64 pictogramas: 41 Olímpicos y 23 Paraolímpicos. Como explica la directora de marca de Rio 2016, Beth Lula: “pictograma es un símbolo que representa una idea o un concepto a través de un dibujo figurativo”. Basta con revisar a detalle el sistema de pictogramas para apreciar su diversidad.

En resumen, Rio 2016 nos ha dado la oportunidad de disfrutar de un sistema visual de identidad bien diseñado. Es consistente, alegre, nacionalista y al mismo tiempo, universal en las emociones que provoca.