viernes, abril 16, 2021

Los tuits ya tienen precio

Las cosas tienen el valor que les hemos conferido a través del tiempo, ya sea por convención social o por un delirio que se ha convertido en tal. 

El ejemplo más conocido es el de las criptomonedas, como el bitcoin, cuyo valor ni siquiera necesita tener una reserva en metales preciosos que lo respalden, su valor en realidad es un acto de fe o una especulación, depende como lo quieras ver. 

Pero el delirio más novedoso lo encarnan aquellos artículos virtuales por los que ahora pujan los coleccionistas, a los que se ha llamado NFT.

Para dar claridad de lo que ahora te estamos hablado, debes saber que recientemente fue vendido el primer tuit que se emitió en esa red, por 2.9 millones de dólares. 

Sorprendente ¿no crees?, sobre todo si te preguntas cuál es el valor real, la utilidad o función qué ese tuit tiene.

La polémica en cuanto al valor de objetos no utilitarios es añeja en el arte, que ha demostrado con creces y a través de su majestuosidad la razón de su valía.

En el caso de los artículos virtuales, por ahora sólo cabe la sorpresa, mientras el cofundador y director de Twitter, Jack Dorsey, se embolsa los 2.9 mdd en ethernums, criptomoneda en la que logró vender su primer tuit autentificado, puesto a la venta a principios de este mes. 

Debe entenderse que no cualquiera puede pujar por estos artículos, pues la excentricidad va de por medio, y generalmente es un lujo sólo permitido para millonarios y especuladores.

Si te estás preguntando, como nosotros, cómo se le hará entrega del tuit al comprador, si ya hemos dicho que se trata de un ente virtual va la explicación.

Pues resulta que se inventó un nuevo formato digital, conocido como ‘token no fungible’, en inglés, de ahí las siglas NFT, mediante el cual se asocia un certificado de autenticidad a cualquier objeto virtual: mensaje, foto, video, animación, imagen o pieza musical.

Este certificado tiene un carácter inviolable pues se fabrica con base en la tecnología blockchain, por lo que tampoco puede ser copiado o duplicado, mucho menos falsificado, lo que entendemos que también suma a su valor. 

Así que el comprador, en realidad recibirá un certificado infalsificable de autenticidad del primer tuit.

Si también te mueres de curiosidad por saber lo que decía el costosísimo tuit, Aquí lo tienes: “Configurando mi cuenta en Twttr”, ¿qué te parece?

Y si ahora te preguntas quién compró este tuit, pues resulta que fue el director ejecutivo de la empresa de tecnología Bridge Oracle, Sina Estavi. Por cierto, la firma que dirige se especializa en inyectar datos a sistemas de blockchain.

La venta de este nuevo producto se realizó en una plataforma llamada Valuables by Cent Dorsey, especializada en transacciones de NFTs que causan furor entre coleccionistas, millonarios y uno que otro despistado.

Entre los oferentes de tuits también está Elon Musk y Cristiano Ronaldo, quienes tienen más de un tuit en oferta. 

Por cierto, las versiones de prensa señalaron que, el mismo empresario que adquirió el tuit del confundador de Twitter, ofreció a Elon Musk 1.1 mdd por uno de los suyos, aunque Musk habría declinado la oferta. 

Más allá de los tuits, los NFT incluyen la subasta de arte digital, una nueva vertiente creativa que puede ser el inicio de una corriente artística, marcada por la era de la digitalización, que hay que seguir de cerca.

Editorial S.M
Editorial S.M
Equipo editorial de la Revista Soy.Marketing

DEJAR COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

Lo más reciente