Lucha contra la obsolescencia programada

La Unión Europea está impulsando reformas para una ley que obligue a las empresas a ser claras con la duración de sus productos, con el objetivo de combatir la obsolescencia programada. Las reformas contemplan una serie de acciones para que las industrias de la telefonía celular, textil y construcción mejoren la durabilidad de sus productos.

Parte de las tácticas contra la obsolescencia programada es acabar con el greenwashing, las empresas tendrán prohibido hacer publicidad o hablar de prácticas sostenibles que no provengan de estudios comprobados por las autoridades encargadas del medio ambiente.

La competencia injusta y la falta de recursos que tienen los consumidores para defenderse de las empresas, son los principales problemas que enfrenta la UE para vencer las prácticas deshonestas.

El principal objetivo de las reformas es orientar a los consumidores al consumo sustentable de productos que duren más, que puedan repararse y protegerlos de la información engañosa

Uno de los nuevos derechos

El nuevo derecho se refiere a conocer la durabilidad de los productos y sobre si pueden ser reparados.

  • Durabilidad: Los consumidores deberán ser informados de la garantía de durabilidad que tenga un producto, si una empresa ofrece una garantía comercial de durabilidad, el vendedor debe informar esto al consumidor. Para los productos que consumen energía, el vendedor debe informar a los consumidores si la empresa fabricante no ofrece garantía comercial de durabilidad.
  • Reparaciones y actualizaciones: El productor también debe proporcionar información relevante sobre la capacidad de reparación que permite el producto, también deberán informar sobre la existencia de refacciones. Para los dispositivos inteligentes, el productor deberá informar de las actualizaciones de software y productos digitales disponibles para los dispositivos.

Los productores y vendedores podrán elegir libremente sobre la forma apropiada de proveer la información al consumidor, cualquier forma que elijan deberá llegar al consumidor de una manera clara y comprensible antes de la compra.

obsolescencia programada

Prohibición del greenwashing y la obsolescencia programada

Para combatir el greenwashing se está trabajando en una lista de características de los productos sobre los cuales los comerciantes no podrán mentir o engañar, esto se extiende a virtudes que se les puedan adjudicar a productos respecto a su impacto ambiental y social.

Finalmente, se hará una lista negra de “prácticas comerciales injustas” entre las cuales se incluyen:

  • No informar sobre características para limitar la durabilidad de un producto, por ejemplo, un software que detiene o degrada la funcionalidad de un producto después de determinado tiempo. 
  • Hacer afirmaciones ambientales vagas o imprecisas donde no se pueda demostrar el desempeño ambiental del producto o la empresa. “Respetuoso del medio ambiente”, “ecológico”, “verde” Son afirmaciones que erróneamente pueden sugerir un excelente desempeño en favor del medio ambiente.

Esas son solo algunas de las enmiendas contempladas, su objetivo es preparar el camino para lograr los objetivos ecológicos de la agenda planeada por la Unión Europea.

Estas medidas son necesaria, ya que sin ellas será imposible lograr el plan para una economía circular y consumo sustentable.

Fuentes: https://academic.oup.com/ojls/article/41/3/719/6130120

https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/en/ip_22_2098

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario