Memes como recurso publicitario

Los memes están vinculados con la creatividad para captar tendencias y satirizarlas. Son creados con la clara intención de compartirse innumerables veces por el usuario, tratando de generar un efecto positivo durante todo el proceso de la interacción.

Sin embargo, el uso de los memes puede ser mucho más relevante, ya que pueden ser creados con diversos fines, tales como denuncias sociales, manifestaciones políticas y exaltación de la nobleza humana, aunque también pueden ser representaciones de actos discriminatorios y difamatorios.

Su utilidad, por su facilidad de transmisión y entendimiento, da lugar a que la publicidad los considere como un valioso recurso.

El proceso que sigue la creación de memes parece obedecer a las características de las buenas campañas publicitarias, desde la incubación de una idea hasta su viralización.

En este contexto, algunas marcas se han dado cuenta del beneficio que representan los memes (ya sea como imagen, texto o video) y permanentemente están atentas a cualquier bullicio que tenga la comunidad digital para trasladar este fenómeno a su contexto y formar parte de la conversación que está habiendo en ese preciso momento.

Esto resulta en una buena oportunidad de engagement ya que se ha establecido una adecuada interacción con el público sobre temas que a este le interesan. Y es que el fenómeno del meme, siendo una “pieza de cultura”, se caracteriza por caricaturizar y burlarse de un tema, en donde la mayoría de la gente está de acuerdo en que es gracioso.

Todo lo anterior motiva a los participantes a encontrar más memes que hagan que su experiencia en redes sociales sea más amena. Aquí deben estar atentas las marcas, ya que pueden aprovechar el deseo de los clientes para satisfacer su sentido del humor y considerarla como una oportunidad para recordarles que las marcas también están presentes en estas manifestaciones de la cultura y que están de acuerdo con esa humorización.

Es importante recalcar que siempre se debe estar atento a cualquier chiste que esté causando tendencia en las redes sociales. Para esto se debe contar con un community manager que tenga la habilidad de detectar esos murmuros que surgen en las comunidades digitales, entender de qué se trata para transformarlo en un meme y que funcione como pieza publicitaria que active la conversación.

Todo esto debe ocurrir a gran velocidad, ya que los temas de los memes son efímeros, y así como puede ser oportuno, si no se detecta o trata a tiempo la tendencia, no tiene ningún caso intentar entrar a la conversación cuando ésta ya se ha terminado.

Una de las marcas que ha utilizado memes es Netflix, la cual se ha ganado el título de “Tío Netflix” en redes sociales porque constantemente lanza promocionales de sus nuevos estrenos con temas que han surgido de la comunidad internauta. Incluso la respuesta que tienen para con los fans utiliza un lenguaje proveniente de los memes.

Otro ejemplo es KFC, quien recientemente se hizo con una estrategia similar al caso anterior, donde a través de sus memes fue capaz de desacreditar a su competencia. La respuesta a su contenido no se hace esperar con frases como “sí le sabe”, donde el lenguaje proviene de los propios consumidores de memes, quienes acreditan con sus “me gusta” el buen contenido que realiza la empresa de comida rápida.

Un último ejemplo está en la marca Rocainol, la cual aprovecha los asuntos más relevantes que se encuentran en las redes sociales para hacer sus propios memes, con la finalidad de comunicar las bondades de su producto. Rocainol se ha referido a situaciones virales de deportistas, películas o simplemente a personajes nacidos en internet.

Entrar a la conversación millennial de los memes trae consigo muchos beneficios, entre los que destacan su fácil realización, pues su producción no va más allá de las imágenes destacadas del momento con frases que suenen cómicas.

Por otro lado, el bajo costo que implican las interacciones, debido a que el tema central es un asunto del que se está hablando y tiene demasiada relevancia, situación que reduce gastos para pautar en redes sociales y su resultado es orgánico.

Por último, otra ventaja se encuentra en la facilidad con la que el público millennial los entiende, aunque sin dejar fuera a un rango mayor de edad.

En definitiva, las empresas que estén interesadas en utilizar este medio deberán determinar cuál será la estrategia a seguir, ya que no todos los temas son aptos para volverse memes, ni todas las comunidades están abiertas a aceptarlos, esto supone un reto de habilidad para las marcas, las cuales ya consideran a los memes como un recurso publicitario relevante en la actualidad.

Por: Oscar Marcelo Román Cid – estudiante del 4° semestre en la Maestría en Dirección y Producción Publicitaria de UPAEP – Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla.

DEJAR COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

Lo más reciente