jueves, octubre 1, 2020

Millennials, Innovación y Dinero

De acuerdo con un estudio de 2017, uno de cada 10 millennials elige la fama sobre un título universitario, y uno de cada 12 renunciaría a su familia a cambio de fama. ¿Por qué? Por el dinero que trae consigo; y no hablo solamente de la fama que dan las redes sociales, la vida de rockstar o protagonizar algún show; ven su nombre en las marquesinas de Hollywood, en flamantes tarjetas de Wall-Street igual que en un banner de Youtube.

Otra estadística versa, que el 30% de dicha generación prefiere ir al dentista que a un banco. ¿Entienden la paradoja? Digo, la verdad es que no es nada agradable la fila, la espera, las caras en un banco… pero ¿el dentista? ¿en serio?

El mercado laboral no es del todo atractivo para ellos, aunque hay un amplio grupo que han entrado en él “a la antigüita” (contratos fijos, muchas horas de trabajo y sueldos bajos, confiando en ascender pronto) y la educación financiera, les provoca, desde su nombre, reticencia por la relación que tienen con el término educación, porque ellos no son alguien que no entiende de lo que se les está hablando.

Pero pese a todo, parecen ser una generación “apetecida” para las instituciones financieras y la banca, que han tenido que transformarse para satisfacer las necesidades de un grupo que les detesta por antinomia; siendo sinceros, sin que los resultados les hayan sido favorables o el cambio salte a la vista.

El Crowfunding, como modelo de negocio que otorga su confianza a los proyectos y no a las regalías per-sé, ha ganado terreno por parecerles mucho más justo, porque “se trata de alguien que confía en mí y mis ideas, no de alguien que quiere la garantía de que voy a pagarle con creces.

El Shadow Banking, que se refiere a estas empresas que ofrecen alternativas a los productos bancarios convencionales, ha surgido también, debido a la falta de confianza que tienen los consumidores en las instituciones, buscando servicios paralelos que hablen su lenguaje y entiendan sus necesidades.

Solemos pensar en dicha generación como un grupo desinteresado, enfocado en satisfacer necesidades que van detrás de lo económico, e industrias como la bancaria, han dejado, durante años, pasar oportunidades valiosas con una generación que no gusta de los convencionalismos ni la rigidez. Estamos frente a la generación de la innovación y si lo perdemos de vista; si no empezamos a generar, acciones disruptivas que nos vuelvan “adoptables” por ellos, pronto estaremos dando patadas de ahogado para recuperar el tiempo perdido. ¿Están de acuerdo?

Platiquemos @FerFamania
Fernando Famanía
Fernando Famanía
Con más de 26 años en la industria del Marketing, Fernando Famanía y su grupo de comunicación llamado if & Company, este es un holding integral de comunicación e implementación de proyectos especializado en estrategias para marcas y organizaciones, a las cuales se atienden a través de las diferentes agencias y propiedades, las cuales son: ifahto, ifahto Digital, Kung Fu Klan y Virtual Events, además que en un futuro próximo se estarán abriendo operaciones en los Estados Unidos. Estas compañías trabajan con las mejores marcas de prácticamente todas las industrias y segmentos.

RandomMKT con Hans Hatch

Otras publicaciones del autor

Últimas publicaciones

Y la ciudad se paró.

La Ciudad se paró, una de las avenidas más grandes de la Ciudad de México detuvo sus operaciones. Av. Paseo de la...

6 pasos para actualizar tu estrategia de marketing en redes sociales

Las redes sociales son una excelente manera para que las marcas estén en contacto con la audiencia objetivo, la involucren en la...

Programa de formación para jóvenes talento

Las empresas NEEDED e INROADS lanzaron el programa de formación en transformación digital llamado “Digital Business Acceleration, Learning Hack”. 

Revolucionar el reparto en la última milla

SimpliRoute y Pulpomatic, dos de las principales empresas en el panorama logístico, crearon una alianza tecnológica para revolucionar el reparto en “la...

¿Por qué los influencers ya no influyen tanto?

Tal vez a quienes me leen les parecerá controvertido este artículo. Inclusive se podrá pensarse que yo mismo me estoy disparando en...