Inicio Artículos Oídos invisibles.

Oídos invisibles.

era digital

La era digital nos ha traído infinidad de opciones de formas de trabajar que algunas empresas no han capitalizado como deberían, sobre todo en México, porque les gusta tener a su personal a la vista y poder tener un mayor control sobre ellos. Seguramente sienten que el látigo funciona mejor de forma presencial.

Pero es una realidad que el modelo remoto / home-office es lo mejor que les pudo haber pasado a los negocios, aunque a muchas personas -sobre todo los empleados- les cuesta trabajo porque necesitan la interacción con las personas. A veces el chisme a distancia no sabe tan sabroso, eso que ni qué. Los profesionistas independientes / free-lancers no tenemos problema alguno con ello.

Sin embargo, esto ha dado pie a que los sitios públicos se conviertan en oficinas temporales para tener juntas y tomar decisiones, lo cual es muy cómodo para los usuarios y muy redituable para los estarbucs y cielitos y todos ésos.

De lo que los usuarios no se han percatado es que en esos sitios no hay nada confidencial. El otro día justo en el café de la verde sirena unos chavos estaban estructurando toda una estrategia de marca para sus redes sociales, calendarizando promociones y eventos, los temas de los contenidos y las acciones de contra-ataque para la competencia. A su alrededor tenían como a 20 personas trabajando, incluyéndome a mí, más el personal de asistencia del local.

Damas y caballeros… yo estaba a un lado trabajando una presentación para la marca competencia de estos chavos. Y nos anticipamos a todo. A TODO.

Nunca minimices ni desacredites los oídos que están a tu alrededor. Hay meseros y choferes de taxi, por ejemplo, que cobran por recabar la información que escuchan, mientras nosotros, usuarios, ni siquiera nos detenemos a pensar quién está a nuestro alrededor. Simplemente nos concentramos en lo nuestro mientras esos oídos invisibles y prácticamente inexistentes para nosotros, toman nota.

#Cuidado

PD – Por cierto. Feliz 2019. ¿Tienes gasolina?

Liliana Bretón
Publicista e investigadora; maestra y estudiante; amante del cine, los libros y el buen sentido del humor; no cambio por nada una tarde de vino con una buena plática. Beatlefan y chocohólica.