Te lo digo Johnny (Depp) para que escuches, Pedro

Damas y caballeros, arranquemos esta columna imaginándonos cosas chingonas:

¡Estamos chocando tarros porque hoy triunfamos! Después de negociar como si estuviéramos con los abogados de Johnny Depp y Amber Heard; llegamos a un acuerdo para que la agencia creativa nos hiciera nuestra estrategia de digital. Fuimos y regresamos con el presupuesto más veces que un camión de ruta. Recortamos, rediseñamos, lanzamos y al final,  LA CAMPAÑA FUE UN ÉXITO. Tenemos millones de likes, más reproducciones que el último disco de Harry Styles, wannabe influencers pidiendo nuestro producto gratis para promocionarlo a sus followers falsos, seguidores por doquier…

Es más, ya estamos soñando con premios, artículos de revistas especializadas mencionándonos como los másters del Marketing, pero ¿luego qué? ¿Qué va a pasar con la marca después de hacer este esfuerzo tan grande en conjunto?

Hay un reto que no siempre pelan los equipos de Comunicación, tal vez sea por rutinario (tedioso) o porque simplemente no lo conocen: mantener una buena reputación digital y estar preparados para lo peor. Si se acaban de enterar aquí que esto es importante, me sorprende cómo no le hayan llamado ya a su agencia creativa para ver si esto lo ofrecen. Es muy probable que les hayan respondido: “eso no nos toca a nosotros” y si no lo negociaron antes, pues, no hay más por hacer. Pero siempre pueden consultar a un especialista como WatsonData *guiño-guiño*.

¿Por qué tanto intenseo? En términos de reputación “es más difícil mantenerse a flote, que despegar”, y si no han escuchado estas palabras, por lo menos en películas de Hallmark o Disney, espero que hoy, con esta columna, las comprendan y las adopten.

Veámoslo de esta forma: cuando Johnny Depp empezó su carrera, soñaba con los autos, las mujeres, las casas, la fama, pero no con todos los escándalos y las demandas con las que ahora tiene que lidiar.

Dirán ustedes, carísimos lectores: “ay, pero es que es artista y ya sabes que así son los artistas”. Pues, sí pero por no cuidar su imagen ya perdió varios contratos, incluyendo uno con la mina de oro Disney y será muy difícil que se vuelva a topar con una oportunidad así.

¿No conectan con ese ejemplo? Ok: pensemos en los generadores de contenido digital como YosStop, el Rix, o Chumel, et al. No son artistas, pero todos coinciden en una cosa: sus escándalos mediáticos también les están costando proyectos, ingresos y en algunos casos: su libertad.

Los influencers (como los antes mencionados) no coinciden con mi punto de vista, porque no están dispuestos a recibir retroalimentación de sus seguidores y se entiende. Cada marca tiene la audiencia que genera y así es el nivel de su conversación.

Por otra parte, las marcas de consumo tienden a ser mucho más sensatas y saben que la investigación de mercados es un tipo de retroalimentación. Social Listening es similar, pero más constante, y les ayudará a afinar todas sus estrategias: tanto online, como offline.

La mejor recomendación es simple: hagan monitoreo de reputación con Social Listening. No solamente sirve saber si los usuarios dicen cosas positivas o negativas de su marca, sino también:

-Cuántos usuarios hablan de la marca (en qué momento y por qué)

-Si los usuarios que hablan de su marca tienen influencia, qué tan grande es y qué interés tienen al hablar de su marca

-Con qué temas asocian a su marca

-Desde dónde hablan (geográficamente y en qué plataformas)

Ojo: ninguna marca está libre de pecado. En cualquier momento, todas pueden llegar a meter la pata. Lo importante es reaccionar y apoyarse en un especialista en monitoreo y reporteo de reputación digital. Si me preguntaran a mí, queridos lectores, no dudo que en este momento, el equipo de abogados de Johnny Depp tiene Social Listening monitoreando todo lo que se dice del artista.

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

1 comentario

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario