Yo sí veo tele

Desde hace algún tiempo se estado discutiendo si los medios llamados “tradicionales” van a desaparecer o van a permanecer.

Si bien estos medios offline se han ido transformando y los hábitos de las audiencias se han modificado, la desaparición está todavía lejana. Hay varios factores:

– Por supuesto, el acceso a internet. Aunque sabemos que durante el confinamiento se disparó el uso de plataformas online, el acceso no es universal y la TV se ha convertido en un medio importante para segmentos remotos y/o para quienes decidieron permanecer en el analfabetismo digital.

– Muchas de las emergentes plataformas de noticias no tienen la infraestructura para corroborar la veracidad de las notas de forma inmediata. Es decir que los medios de siempre tienen una gran ventaja por contar con un sustancioso equipo de generadores e investigadores de notas que sirven de soporte a la información que difunden… y aún así, se equivocan con tal de ser los primeros y adelantarse a los demás.

– No todo lo que está online está también offline y viceversa. Más que tener que elegir entre uno y otro, resultan complementarios.

En mi caso, y a pesar de que mucha gente me dice que es absurdo que siga pagando mi TV de paga, me gusta y me gusta mucho seguir viendo la tele.

¿Por qué? Por el factor sorpresa. Te explico.

Los contenidos de streaming y de YouTube ahí están, disponibles en todo momento para cuando se necesiten. La oferta, que es infinita, se limita a lo que las plataformas tienen disponible y, para bien o para mal, uno busca de acuerdo a sus preferencias, conocimiento y recomendaciones, y termina uno por lo regular cayendo en lo mismo.

Por el contrario, la tele te sorprende con cosas que ni sospechabas que existían, y que sólo van a ser transmitidas en ese momento. Y eso es lo que me gusta de la tele. Lo que está online estará ahí por un buen tiempo para cuando lo necesite, para cuando “no hay nada que ver”.

Esta semana descubrí una película de 2007 que se llamó Crimen Perfecto (Fracture) con Anthony Hopkins y Ryan Gosling. Para mi deleite, me entretuvo en un momento inesperado, jamás se me hubiera ocurrido buscarla y, lo más importante, no estaba en mi radar de preferencias (por desconocimiento), ni la encontré en línea. Quizá sea yo muy chambona para buscar.

Y tú, ¿ves tele o vas a streaming?

TW @LaBreton #Cuéntame

COMPARTIR ARTÍCULO

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario