Inicio Artículos Lo que no se dice de los BB, X, Y y Z

Lo que no se dice de los BB, X, Y y Z

baby boomers marketing

Mucho se está diciendo sobre la clasificación de las generaciones consumidoras. Se habla de millennials vapuleados, centennials satanizados, y baby boomers y post-baby boomers ninguneados. Sin embargo, hay ciertos puntos clave que me parecen altamente relevantes y que se han dejado fuera.

Más que rezagados, los baby boomers -nacidos de mediados de los 40s a finales de los 50s- se sienten relegados por la tecnología. Tristemente, no ha habido mucho esfuerzo en el mercado por integrarlos. Tienen el poder adquisitivo, tienen el tiempo, añoran los tiempos en que las familias hacían actividades conjuntamente y desean aprender. Mercadológicamente son un grupo altamente interesante y odian que se les estereotipe como viejitos listos para ingresar al asilo. Prefieren pensar en vivir en comunidad con sus amigos y armar reventones rockeros, donde se les va a medicar con mota, una vez legalizada.

Los post-baby boomers -60s a 80s-, se les llama generación X o generación MTV. Son los que dejaron de hablar de aparatos electrónicos y botones analógicos para empezar a hablar de dispositivos digitales. Hacen un gran esfuerzo por mantenerse al día. Siguen hablando de DVDs y de TV de paga. Sienten que la unión familiar es un valor perdido. También se sienten ignorados por la mercadotecnia y por la sociedad. Son sumamente productivos y ven su futuro un poco o mucho incierto, por la amenaza de que sus pensiones pueden desaparecer mientras la expectativa de vida se sigue extendiendo y los medicamentos continúan encareciéndose. Son los chavorrucos que quieren encajar con los jóvenes y se sacuden cuando les dicen ‘señor’ o ‘señora’, aunque lo sean.

La generación Y, los incomprendidos millennials -80s a finales de 90s-, han sido altamente criticados por su falta de constancia o lealtad laboral y a las marcas. También se critica su afán a prolongar su adolescencia para no asumir responsabilidades, por lo cual también se les conoce como generación Peter Pan. Para mí, son incomprendidos. Son altamente emprendedores, ya que buscan dedicarse a lo que les gusta en lugar de trabajar para los demás, de quienes aprenden y se van. Son los creadores de empresas como Airbnb, Uber, Facebook, renta de bicis y cuidado de mascotas, por mencionar algunas. Y son grandes impulsores de estilos de vida más sanos. Grandes usuarios de streaming y servicios gratuitos de internet, por los que se niegan a pagar.

Los zetas son los nacidos en este milenio. Aunque tengan nombre de delincuentes, son mucho más sensatos que sus antecesores. Hasta este año se les bautizó como la generación iGen o como centennials. Están corrigiendo muchos de los errores de los Y y los X. Nacieron en la era digital y han madurado en el mundo virtual. Están dispuestos a pagar por servicios de calidad, por entretenimiento sin publicidad y por poder elegir lo que ellos quieren. Son altamente individualistas y sus habilidades sociales son más bien escasas. Valoran menos la educación y más la inteligencia y la capacidad de dominar la tecnología. Quieren un mundo 100% digitalizado y desearían que nadie estuviera relegado ni rezagado. Buscan equidad y están hartos de las herencias negativas que están recibiendo.

Cada una de estas generaciones tiene necesidades puntuales que pocos identifican y que no están siendo capitalizadas. Los anunciantes y mercadólogos están tan ocupados en su propia productividad, que se mantienen miopes y ajenos a las oportunidades que nítidamente el mercado presenta. Ni siquiera hay que ser adivino.

Es sólo observar y hacer uso del sentido común #ParFavar