Burger King: ¿fast food natural y sin conservadores?

Como parte del consorcio restaurantero mexicano Alsea, Burger King, una de las cadenas de restaurantes de comida rápida más importantes en México, anunció oficialmente su objetivo de ofrecer hamburguesas con ingredientes naturales. Sí, 100% naturales y libres de colorantes, saborizantes y cualquier tipo de conservadores artificiales, empezando por la Whooper, su hamburguesa más vendida.

Así, la cadena norteamericana se sube al tren de la actual tendencia mundial de la sustentabilidad que promueve el consumo de alimentos libres de sustancias químicas, para cuidar al planeta, la salud y a la vez ofrecer más y mejores alternativas al consumidor para incrementar su propuesta de valor.

Con estos esfuerzos, Burger King marca un parteaguas en la categoría ya que, por definición, sabemos o al menos estamos acostumbrados a pensar que una de las características principales de la comida rápida o fast food (¿o deberíamos decir “fats food”?) es que se trata de alimentos que contienen grandes cantidades de conservadores y saborizantes artificiales, y muchas veces calidad con mucho que desear.

Cuando se apagaron las parrillas del mundo…

La pandemia por Covid-19 que puso en pausa al mundo en 2020 afectó la economía global de consumidores y empresas de todos los giros y tamaños. Y justamente uno de los sectores más afectados además del turístico, fue el de la industria restaurantera que prácticamente tuvo que cerrar sus puertas y permanecer inactiva por varios meses. Por ello, Burger King se vio obligado a tomar la difícil pero necesaria decisión de cerrar varias de sus sucursales.

Este año, que nuevamente se encendieron las parrillas y el panorama se torna un poco más esperanzador para la economía, la famosa cadena de hamburguesas está probando esta receta de la sustentabilidad para que, aunque sea a fuego lento, logre una constante recuperación. 

Como parte de este crecimiento, prevén abrir entre 30 y 40 unidades durante 2021 para sumarse a los más de 400 restaurantes con los que cuenta a nivel nacional, entre las propias de Alsea y las franquicias.

Un esfuerzo de tiempo atrás

Pero esto no es algo nuevo. Tiempo atrás ya habían revelado su interés en ir modificando paulatinamente su menú para integrar alternativas más saludables, pero ha sido un largo proceso de más de tres años de inversión y trabajo. Durante ese periodo, se han probado toda clase de aderezos, panes, carnes y lácteos junto con proveedores comprometidos en ofrecer ingredientes de calidad y naturales, buscando también la manera de mantener su tiempo de vida en anaquel, para evitar el desperdicio.

Además, en 2020, la cadena del rey incorporó a su menú la hamburguesa Whooper Vegetal, con sabor a carne y hecha a base de plantas, respondiendo así a las necesidades de sus consumidores y las tendencias del mercado que marcaban, según estudios del año pasado, que el 28% de los mexicanos estaban buscando reducir su consumo de carne por razones de salud, respeto a la vida animal o sustentabilidad, entre otras.

Y como un esfuerzo complementario a este tipo de acciones para cuidar el medio ambiente también están probando, desde hace algún tiempo, materiales alternativos para sustituir el plástico en sus contenedores, así como el uso de cartón reciclado.

Presentes en el futuro

Hasta el día de hoy, Burger King México ha logrado que cerca del 80% de sus ingredientes sean naturales, y a nivel global, la compañía calcula que ha eliminado alrededor de 8 mil 500 toneladas de ingredientes artificiales al año.

Para lo que resta de 2021, su meta es transformar la totalidad del menú incluyendo únicamente alimentos libres de conservadores y colorantes, de manera que a partir de 2022 todo su portafolio de productos esté dentro de estos estándares de sustentabilidad.

Y para comunicar al consumidor de una manera sencilla la eliminación de ingredientes artificiales de nombres complicados como benzoato de sodio, glutamato monosódico y polisorbato 80, entre otros, lanzaron una campaña a través de un original video en donde se personifica a estos componentes que literalmente, son expulsados de Burger King.

¡Enhorabuena! Sirva esto como inspiración e impulso competitivo para que con el tiempo los consumidores tengamos acceso a mejores alternativas de alimentación, subiéndose a la tendencia mundial de no consumir aditamentos de origen desconocido.

Editorial S.M
Equipo editorial de la Revista Soy.Marketing
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Artículos relacionados

Lo más reciente