“Cacarear el huevo”

“Cacarear el huevo”

Para todos los que tal vez no han escuchado la expresión de cacarear el huevo, que probablemente serán muy pocos; cuando decimos esta frase nos referimos a mostrar nuestro trabajo adecuadamente, a “presumirlo” o comunicarlo. Es una acción necesaria en la vida profesional.

¿De qué otra forma podemos hacernos notar? Personalmente siempre he pensado que el trabajo debe hablar por sí mismo; me gusta más que los demás hablen de un buen trabajo que yo realicé más que yo estar hablando del mismo, sin embargo y créanme, hablo por experiencia, cacarear el huevo” es sumamente importante. Asumir que los demás se dan cuenta de todo lo que hacemos, especialmente tu jefe, no significa que ocurra siempre.

Tener un jefe con una formación similar a la tuya ayuda, sin embargo en muchos casos tu superior no es experto en tu actividad, esa es una razón por la que tu puedes contribuir grandemente al equipo, por lo tanto es importante comunicar lo mejor posible tus acciones e involucrarlo en las mismas. Así, esto se vuelve una táctica del branding personal, a nivel laboral, y más aún si somos profesionales de mercadotecnia en cualquiera de sus modalidades

Hay un dicho que dice… “zapatero a tus zapatos”, así que apliquémoslo en nuestra vida profesional, sin importar si trabajamos en una empresa, o si tú eres la empresa. Si eres un “mercadólogo” , tú eres la primera persona que debe aplicar su conocimiento para sí mismo(a). Y si no lo eres, es bueno considerarlo también.

Aceptemos que muchas veces estamos tan concentrados en nuestros proyectos que nos olvidamos que cada interacción que tenemos con otras personas, cuando esto es una forma de trascender, o no. No debemos olvidarlo, pues nuestra esencia personal está en todo lo que hacemos, en cómo nos vemos, cómo tratamos a los demás, en la integridad y profesionalismo que tenemos y mostramos con nuestras acciones. Adicionalmente hay que comunicar nuestros proyectos y logros a nuestros jefes y a todo el que consideremos relevante de conocerlos.

Hay muchas formas de hacerlo, y aquí te recomiendo unas cuantas:
  1. Establece un listado de los proyectos que llevas en tu actividad laboral, con información de sus avances y siguientes pasos, y compártelo con tu superior periódicamente. Solicita su punto de vista y comentarios, esto ayudará a que se involucre y quiera saber más sobre los resultados.
  2. Genera reportes que muestren las tendencias y resultados de las acciones que llevas a cabo tú y/o tú y tu equipo. Ten un espacio en tu lugar de trabajo donde muestres esta información continuamente y compártela de manera oficial con personas para quien esta información es relevante.
  3. No tardes más de una semana en comunicar la información positiva de alguno de tus proyectos. Después de una semana “ya no es noticia”.
  4. Comenta con tus colegas y compañeros cuando estés feliz por algún buen resultado en particular. Recuerda que hay información confidencial e importante que no debes externar. Cuando ya es del dominio público o cuando no tiene implicaciones de negocio hacerlo, vale la pena compartirlo.
  5. Utiliza tus redes sociales del trabajo, para comunicar eventos, acontecimientos, resultados exitosos, con personas de tu empresa y/o clientes. Este es un medio informal pero puede ser muy valioso utilizado adecuadamente.
  6. Si tienes clientes, comparte con ellos resultados exitosos de proyectos clave que has elaborado. Pueden servirles en el futuro y que pueden generar un futuro negocio para ti. No compartas información confidencial.

 

Amelia Fuentes
Marketing Manager con más de 15 años de experiencia en diversas industrias: Consumo, Tecnología y Servicios principalmente, liderando proyectos 360 grados con visión del consumidor, shopper y/o retailer. Consultora y Profesora de marketing y negocios. Activa, amante de la música y de compartir ideas y reflexiones a través de la escritura. Considera que el buen "marketing" puede estar en todo.