viernes, abril 16, 2021

Efecto Soul: la otra cara de la moneda

¿Ya viste la película que estuvo en boca de todos tus amigos y tuvo su publicidad “gratuita” con ayuda de memes en redes sociales? Si, hablemos un poco de Soul. 

Alerta de quizá Spoiler

Seguramente, viste la película por pura curiosidad, ya que, probablemente la publicidad pagada no tuvo el efecto deseado pero, los comentarios del público, sí. 

La historia retrata la vida de un soñador frustrado… que siendo realistas ¿Quién no se ha sentido así? He ahí el primer punto importante a resaltar; observación e investigación de campo para empatizar.  

Soul, es un profesor de secundaria que sueña con convertirse en músico de Jazz. Para ser sinceros, me recordó a mi profesor de secundaria y al parecer, al profesor de muchos de ustedes.

En la película, cuando por fin parece cumplir sus sueños, este muere pero, hace lo imposible para regresar a la Tierra. En el transcurso, conoce a número 22 que es un ente que no ha nacido ni quiere nacer. 

Para no hacer la historia larga, 22 habita el cuerpo de Soul por un accidente y el talentoso maestro, la de un gato. Buscan a un espiritista medio chaman o algo así, para poder regresar todo a la normalidad pero ¡Oh sorpresa! 22 quiere más tiempo en el cuerpo para poder vivir, un giro quizá no tan inesperado. 

Al final 22 se convierte en un alma perdida que son personitas que se obsesionan con un sueño o meta y que no pueden cumplir. Por su parte, Soul da el concierto de su vida que resulta ser todo un éxito pero no es como esperaba. Aquí otros dos puntos importantes; idealización y frustración.  

Sociedad líquida

En el transcurso y final de la película, dan entender que la vida no depende de objetivos y metas, depende de vivirla y disfrutarla. ¿Cuántos no nos sentimos con ganas de disfrutar la vida después de ver el largometraje de Pixar? ¿A cuántos les duró más de una semana? Es complicado hacerlo cuando se vive en una sociedad donde la felicidad es solo un recuerdo lejano. 

Para mis abuelos o tatarabuelos, la felicidad dependía de tener estabilidad laboral, familiar, financiera y por ende emocional. Siempre con metas y sueños; emprender en busca de la felicidad. Hoy en día, nuestra generación de cristal, como la llaman, tiene todo y a la vez nada. La inmediatez, es solo un fantasma disfrazado de ángel para no saber lo que queremos. 

Disfrutar la vida es sin duda importante pero igual de importante debe ser trazar la ruta. ¿Se imaginan a una organización sin visión, misión y objetivos? No ¿Verdad? Hay que empezar a ver al ser humano como una institución sagrada que interactúa con otras organizaciones. Claro está, en tener un límite para no caer en la obsesión, pero en la película se deja entrever el mensaje mediocridad y conformismo. 

No es de extrañar, que su público objetivo no solamente fueron niños como con Toy Story u otras películas, sino precisamente fue la generación que creció con la industria cinematográfica Pixar y que actualmente son activamente laborales. 

Un doble mensaje de Soul “conformismo” y “disfrute” es quizá la mejor arma de las grandes industrias para reducir competencia, obtener fieles servidores a su actividad y aumentar la dependencia al escape del mundo real a través de un televisor. Suena un poco paranoico sí, pero también recuerdo una película basada en la explotación laboral el cual pintan como “esfuerzo”, “dedicación” e “ideal”. 

Resumida en una frase para hablar del otro largometraje, podría decir que si te esfuerzas lo suficiente como esa persona en esa época, tú puedes llegar a ser millonario cuando los recursos son más nobles. ¿Sabes de qué película hablo? Tal vez lloraste cuando la viste  “Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo” y claro, el esfuerzo es súper importante, pero no a tal grado de denigrar al ser humano. 

Y aquí dos lados de la moneda, explotación laboral y una vida sin metas buscando la felicidad. ¿O te has preguntado, por qué tus amistades, familiares o tú mismo han estado tanto tiempo tristes? Según estudios de la Doctora Joanne Dickson de la  Universidad de Liverpool, en Reino Unido, insiste en que tener metas muy generales o nulas, puede mantener y agravar la depresión, ya que son más difíciles de visualizar y, con ello, se reducen las expectativas de hacerlos realidad y desembocan en una menor motivación. 

Quizá Soul, no tiene la intención maquiavélica del mundo empresarial para fomentar el conformismo, reducir competencia y aumentar la dependencia a sus series y películas; sin embargo, es innegable que el mensaje queda grabado en la mente de las personas que buscan la inmediatez y es a raíz del pensamiento mayoritario que hizo posible la idea creativa.  Pixar observó, investigó, segmentó y por último realizó con fines… según quieras entender. 

Luis Sergio Mora Peña
Luis Sergio Mora Peña
Egresado de la carrera de comunicación en el área organizacional de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán. Con experiencia en desarrollo organizacional, relaciones públicas y técnicas publicitarias. Interesado en el mundo cotidiano, utópico, político, deportista y social.

Este autor escribe en Soy.Marketing los días miércoles de cada cuatro semanas.

DEJAR COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos relacionados

Lo más reciente