Inicio Artículos El Bromas

El Bromas

el bromas

El 4 de octubre se estrenó una de las películas más polémicas y mencionadas en el mundo cinematográfico y social media. La interpretación de Joaquin Phoenix para protagonizar a uno de los personajes más icónicos de la cultura pop, bajo el mando de Todd Phillips ha superado sus propias expectativas y al público a nivel mundial, gracias a su enfoque social-psicológico. 

El drama de Phillips ha recaudado hasta la fecha cerca de 800 millones de dólares según datos de Forbes, desbancando a la película más taquillera clasificación R de la productora contraria “deadpool 2”. 

Esta película, basada en los cómics y mundo animado de DC Comics ha planteado otra cara de la moneda al ver al villano como mártir que a pesar de tener un tono oscuro, sombrío y denominado socialmente como “cine de arte” ha sido todo un éxito en el mundo comercial. 

¿Cine de arte?

La proyección en la Cineteca Nacional de México, la tonalidad del largometraje y la libertad creativa del director dio el parteaguas para cuestionar si la película de “The Joker” es una película de arte. 

Cabe resaltar que, a pesar de pertenecer a una casa productora internacional y reconocida, la propuesta es totalmente diferente al cine humorístico, historias lineales, finales felices y exceso de efectos especiales.  

Es difícil tener un concepto claro, cual si fueran matemáticas, de lo que es el cine de arte; sin embargo, interpretando a Canudo en su histórico manifiesto, es aquella elaboración fílmica que utiliza elementos de todas las demás artes, de la música para lograr los ambientes emocionales deseados,  de la arquitectura para elegir los lugares de filmación, del impacto de la literatura para realizar los diálogos, del teatro y la danza para la participación actoral.

El filme de Phillips, proyectado como cine comercial ¿cumple realmente con las características de “cine de arte”? La pregunta no debe erradicar de sí es cine de arte o no, pues el éxito sea un tipo u otro es irrefutable. La pregunta debería ser ¿Por qué el éxito en taquilla del largometraje, si la sociedad mexicana lo ve como cine de arte y no gusta de este género?

¿Por qué el éxito?

El éxito en taquillas puede evocar al poder de un meme y al humor colectivo, despertando el morbo de la sociedad mexicana; ya que, se oía de boca en boca en redes sociales y se reforzó a través de los Medios de Comunicación Masivos (MCM).

Tras llegar la publicidad en forma de espectaculares y anuncios, circulaba en redes sociales una muy peculiar, supuestamente hecha en España, titulando a la película como “El bromas”. Los internautas no dejaron pasar la molestia el cual se exteriorizó en nombres aún más chuscos y pensamientos incoherentes que se atribuían al personaje. 

Este efecto generó publicidad no pagada por parte de la casa productora, aunque cambiaban el nombre y slogans del anuncio, estaba presente dentro de la sociedad mexicana “el título original” de la película; puesto que, los títulos se encontraban apoyados siempre por la misma imagen. 

Antes del estreno y éxito rotundo se comentaba la espectacular ambientación, actuación e historia que podría llegar a tener el filme. “No recuerdo exactamente como pasó, lo recuerdo de diferentes maneras” Joker en el cómic The Killing Joke. Gracias a que la película es basada en esta exitosa historieta, se especulaba el origen del enemigo del caballero de la noche de diferentes maneras y con grandes expectativas. 

La última carta tirada por Warner Bros. Entertainment Inc, fue la presentación en el Festival de Cine de Venecia 2019, en el cual ganó un león de oro antes de su estreno comercial. Alagado por críticos y  presentes reconocidos, una vez más, los medios de comunicación enaltecieron la película creando más interés en el público.

Está claro que hablar bien de alguien o algo, siempre crea una expectativa y un “efecto dominó”. El joker, utilizó este recurso para el éxito en taquilla a pesar de ser catalogada por alguna parte de la sociedad como cine de arte, como menciona Claude Flament, “si cuatro personas dicen escuchar 5 veces un sonido, y la otra persona solo escucho 4, dirá que escuchó 5 para pertenecer a la mayoría” en el cual, las personas no se atreven a refutar una película que está socialmente aprobada; por ello, la ven una y otra vez, creando curiosidad entre la minoría. 

Si se nombrara a esta película con otro título que no fuera alusivo al personaje Joker, no hubiera tenido quizá la misma aceptación y curiosidad del público. A pesar de estar fuera del DC Extended Universe apela a una historia diferente nombrada por una perspectiva ya creada desde hace años.

Para concluir, se puede resumir que las principales razones del éxito en taquilla de una película denominada cine de arte (visto desde un enfoque de marketing) se debe a:

  1. Una adecuada presentación paulatina del personaje por medio de redes sociales y MCM.
  2. Curiosidad por parte del público despertada por medio del humor creada en redes sociales (publicidad no pagada).
  3. Especulaciones y rumores por parte del espectador en un personaje polémico y conocido (tendencia).
  4. La difusión del reconocimiento de personajes reconocidos y críticos en su primer estreno (efecto dominó).
  5. Historia referida a una personaje fuera del mundo cinematográfico de DC comics.

Cabe resaltar que estos puntos no pretenden demeritar el gran trabajo fílmico del director, actor, guionista, cámara o casa productora; al contrario, es plausible el haber aprovechado todos sus elementos para poder crear una película culturalmente diferente, llegar a todo público y sobre todo diferente. 

De igual forma, no es exclusivo del mundo cinematográfico el aprovechamiento y explotación de los puntos que se resaltaron, en una campaña de marketing cual sea el giro de la empresa puede causar un gran impacto en la sociedad. 

Luis Sergio Mora Peña
Estudiante en los últimos semestres de comunicación en el área organizacional de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán. Con experiencia en BTL de sport marketing, trade marketing y event marketing. Interesado en el mundo cotidiano, utópico, político, deportista y social. En la complejidad de lo versátil del todo y nada