Estas son las necesidades de las personas (Abraham Maslow)

¿Qué es lo que nos motiva?

¿Alguna vez has comprado algo y después sientes culpa o arrepentimiento? Lo más probable es que cuando hiciste esa compra te encontrabas en un estado de arrebato emocional, producido por tus propias carencias emocionales y los estímulos que recibes del exterior, como la publicidad o la mercadotecnia.

Las personas actuamos según nuestras necesidades y lo que sentimos, una forma básica de acción corresponde a la necesidad de nutrir nuestro cuerpo y posterior al hambre que sientes, en consecuencia a eso actúas, tu cerebro se prepara para la cacería incluso algunas personas experimentan furia cuando sienten hambre es una reacción de su cerebro preparándose para luchar por comida.

Existe una compleja lista de acciones motivadas por necesidades y emociones aún más complejas, tanto que a veces ni siquiera sabes por qué hiciste algo (te explicaré una teoría de las necesidades más adelante) Las emociones son la forma primordial de dirección que tenemos para satisfacer nuestras necesidades y ha sido así desde hace cien mil años.

Ahora que sabes que tus necesidades y emociones son lo que te hace actuar, quizá te preguntes ¿Qué son las necesidades? Y ¿La mercadotecnia puede crear necesidades?

Las necesidades humanas

Tenemos una herramienta poderosa para entender las emociones, esta es La teoría de la motivación humana, de Abraham Maslow.

Esta teoría se ha utilizado para diseñar productos, crear mensajes, campañas, incluso para impulsar el desarrollo de las personas que trabajan en una empresa.

La teoría propone la jerarquía de las necesidades en forma de pirámide, esencialmente enumera las necesidades humanas de las básicas hasta las más complejas.

¿Cuáles son las necesidades humanas?

Antes de que Maslow muriera sólo había cinco necesidades humanas, en su obra póstuma La amplitud de la naturaleza humana, observamos que estaba trabajando en una sexta y tal vez última necesidad humana.

Las necesidades humanas se encuentran en el siguiente orden, comenzando por las básicas en la base y la nueva necesidad humana en el pináculo:

Necesidades humanas básicas:

  • Necesidades fisiológicas

Son necesidades naturales del cuerpo que funcionan como reguladores de la energía, la temperatura, el deseo sexual para la reproducción, el movimiento, la respiración, el sueño y todo lo necesario para mantenerse vivo.

  • Necesidades de seguridad

Una persona que ha logrado llegar aquí, necesita estructuras de orden que aseguren su comodidad, por ejemplo empleo estable, salud, limpieza. En una buena sociedad es fácil satisfacer estas necesidades, gracias a los sistemas implementados por los gobiernos.

Necesidades de posesividad y amor:

Muchas personas viven atrapadas intentando compensar las carencias que se originan en esta área de las necesidades, muchas campañas aprovechan la frustración del amor para hacernos actuar a su favor.

Más adelante te mostraré cómo se utilizan las emociones para hacernos actuar. Y a actuar me refiero principalmente al consumo.

  • Necesidades de amor (pertenencia, reconocimiento)

Una persona que tiene una vida estable necesita pertenecer a la sociedad en la que vive y también necesita reconocimiento, por ejemplo la base de esta necesidad radica en la familia, la religión, los grupos de trabajo, equipos deportivos (aquí te puedes dar cuenta de por qué es tan popular el fútbol en varias partes del mundo) los ejemplos son muchos, es la primera de las necesidades más complejas y aquí se derivan varios problemas que analizaremos junto a las necesidades creadas.

  • Necesidades de autoestima

La mayoría de las personas desarrollamos nuestra autoestima conforme al rol que representamos en cada entorno social. El respeto, las competencias, la reputación y todo lo que nos hace sentir dignidad y suficiencia ante el mundo, están aquí, los ejemplos más claros son los premios, reconocimientos, medallas, títulos, bienes materiales como autos, casas, joyas ropa de gama alta, y todo lo que tiene que ver con poder demostrar que hemos logrado conquistar nuestras vidas.

  • Necesidad de autorrealización

Una vez que las necesidades básicas han sido superadas, podemos tener una nueva inquietud, no en todos los casos pero en algunas personas se presenta la necesidad de realización, en el sentido de “lograr ser lo mejor que se pueda ser en lo que se haga”. Por ejemplo las personas que han desarrollado su máximo potencial y pueden alcanzar un estado de flujo en sus actividades, ¿te acuerdas cuando tu mamá te decía que quería que hicieras lo que quisieras, pero que fueras, el o la mejor en eso? Bueno pues esa necesidad es esta.

Las personas que tienen la necesidad de autorrealización buscan altos cargos, puestos de liderazgo, conocimiento superior al que han logrado obtener, creatividad, todo lo que tenga que ver con la creación, investigación, desarrollo, innovación. Quizá es algo difícil de visualizar, y no existen muchos ejemplos pero este tipo de personas existen, podemos encontrarlas en medios de máxima exigencia como los deportistas olímpicos, profesionales de grandes compañías, empresarios y quizá algunos políticos.

  • Necesidad de auto trascendencia

Esta necesidad es la nueva necesidad descubierta como proponen en el artículo de Big Think  The Missing Apex of Maslow’s Hierarchy Could Save Us All

La última necesidad humana que Maslow describió, y que aún no se integra a la pirámide que ya conocemos, conociste en el desprendimiento del ego, así como ves, la máxima necesidad de los humanos es dejar de pensar en nosotros, y convertirnos en instrumentos para el crecimiento de la humanidad.

Una persona que busca la auto trascendencia necesita trascender su tiempo, al ego, la muerte, la opinión de la sociedad (así es al final un ser humano completo desafía su propio medio) entre muchos otros conceptos.

No es difícil encontrar ejemplos porque las personas que lograron trascender han sido muy importantes, también se les considera agentes de cambio o revolucionarias, quizá recuerdes a personajes como Nelson Mándela, Malala Yousafzai, Margaret Thatcher, incluso Elon Musk, son personas que han logrado su máximo potencial y han trascendido en el tiempo, en la sociedad e incluso sobre su propia muerte.

Esta última necesidad se propone como la salvadora de la humanidad, en el sentido de que entre más personas logren la plenitud humana, tendremos a los mejores seres humanos trabajando para el bien de la misma humanidad.

¿Qué son las necesidades creadas?

Las necesidades no se pueden crear, eso lo debes tener muy claro, porque los impulsos que te motivan a actuar de forma destructiva, se originan por la frustración de una necesidad insatisfecha, en realidad lo que sientes no son necesidades, son deseos que provienen de tus zonas débiles, por eso te desilusionas inmediatamente después de comprar ese objeto super genial que después de un tiempo se convierte en un depósito de polvo, o en la razón de tu deuda con el banco.

Cuando no tenemos lo que realmente necesitamos nuestra mente comienza a compensar esa necesidad con todo lo que perciba del exterior, así es como funcionan los mensajes publicitarios o la propaganda, apelan a las necesidades como el amor, la aceptación, la inclusión, el éxito, para que tu cerebro crea que en esos productos está lo que necesitas.

No es fácil ser conscientes del proceso, tenemos un estilo de vida acelerado en el que vamos en piloto automático la mayor parte del tiempo y no podemos detenernos a hacer conciencia sobre el bombardeo de estímulos en todos los medios.

Pero puedes comenzar por saber que la decisión es tuya y que no necesitas eso que tu cerebro emocional te pide, lo más probable es que en realidad necesites dedicarte a ese nuevo proyecto que te apasiona, o trabajar en tu inteligencia emocional para gestionar mejor tu ansiedad.

La plenitud humana es cuando has logrado satisfacer tus necesidades reales no es un trabajo fácil y no todas las personas lo logran, tampoco es que sea una obligación, cada quién encuentra lo que necesita realmente, lo que no se vale es engañarse, o engañar.

Recapitulación

Nuestras necesidades y emociones son las que nos motivan a actuar, ya sea una intención de compra, asumir una actitud o realizar una tarea. El cerebro ha funcionado así durante cien mil años y solo cuando nos sometemos a un análisis crítico de nuestras necesidades y emociones es que podemos actuar conscientemente.

Abraham Maslow creó una teoría en la que sintetiza las necesidades humanas, esta teoría ha sido muy útil en diversas áreas de las ciencias socioeconómicas.

Los seres humanos tenemos necesidades fisiológicas, sociales y mentales, después de superar correctamente la mayoría de esas necesidades podemos alcanzar nuestro máximo potencial y la plenitud de nuestra humanidad.

Las necesidades creadas no existen, cuando sientes que no puedes salir de un ciclo de consumo o de otro tipo de conductas destructivas, en realidad estás actuando desde tus frustraciones e intentas compensar la insatisfacción de una necesidad real.

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario