Kwai apuesta por el mercado mexicano

Bajo el lema “captura el mundo y comparte tu historia”, la aplicación móvil Kwai busca conquistar el mercado mexicano. Su estrategia: pagarl a sus usuarios por ver o compartir videos. 

La aplicación anunció su llegada formal a México hace unos días, y busca competir con apps de videos cortos como TikTok y Reels de Instagram, así como con plataformas de streaming como Netflix. 

México será el país en donde continuará su expansión por América Latina. Actualmente, ya opera en países de la región como Brasil, en donde ha tenido buena aceptación por parte de los internautas. 

En aquel país, en el que Kwai se instaló en 2018, ha logrado que sus usuarios y creadores de contenido adopten las funcionalidades que ofrece la plataforma, gracias a su interfaz y sistema de recomendaciones. 

La app busca mostrar la vida real de personas de todas las clases sociales de México y Latinoamérica. Actualmente, el proceso para compartir y descargar contenido es muy fácil e intuitivo para los usuarios. 

¿Quién es? 

Kwai es una aplicación de video corto que se creó en 2011 en China, antes que otros competidores como Vine o TikTok, pero fue en 2018 cuando entró a Latinoamérica con su lanzamiento en Brasil.

La aplicación, desarrollada por Kuaishou Technology, cerró 2020 con más de 300 millones de usuarios y a través de ella se comparten y crean videos de distintas temáticas. 

De acuerdo con Keith Hernández, director de Kwai en Sudamérica, la plataforma no sólo busca ser un medio de entretenimiento, sino que también quiere competir en las categorías de información y del comercio, algo que ya hace en Asia.

“La app cuenta con opciones de transmisión en vivo y de comercio electrónico, en las que se ha posicionado en su mercado original, y se ha convertido en el principal competidor de Douyin, la versión china de TikTok”, asegura.

¿Cómo obtener dinero? 

Para aquellos internautas que quieran ganar dinero viendo videos a través de Kwai, es muy fácil. Lo primero es descargar la aplicación de la tienda digital, ya sea iOS o Android, y registrarse a través de una cuenta de Facebook, Google o número telefónico. Posteriormente, la plataforma le da la opción al usuario de elegir el tipo de contenido y personas que quiera ver o seguir. 

La primera recompensa que obtiene el usuario es de hasta 80 pesos, los cuales pueden retirar más adelante.

La segunda opción de generar ganancias es a través de la visualización de videos. Es decir, por cada reproducción que vea un usuario, irá sumando puntos o Kwai Golds que, al acumularlos se pueden cambiar por dinero.  

Las ganancias de los consumidores dependerán de cuánto tiempo hayan pasado reproduciendo o compartiendo videos. Pueden obtener hasta cinco pesos por video.

La tercera forma de monetización que ofrece Kwai a sus usuarios es que por cada amigo o familiar que inviten a la plataforma y se registre, podrán obtener 54 pesos. 

La cuarta y última manera que un usuario puede ganar dinero es creando 20 contenidos audiovisuales en un mes, con más de 60 mil visitas, para que éste alcance un ingreso de aproximadamente 600 pesos en ese mismo periodo. 

Cabe destacar que, a diferencia de otras redes sociales, ésta sí monetiza los contenidos ya que, a diferencia de otras aplicaciones, los creadores de cortos ven como principal modelo de negocio la publicidad y las alianzas con otras marcas.

Mucha promoción

Desde hace varios días, incluso semanas, antes de que la aplicación hiciera el anuncio oficial de su llegada a México, ya realizaba una fuerte estrategia de promoción. 

Con la intención de ganar adeptos, Kwai basó parte de su estrategia digital en anuncios publicitarios a través de aplicaciones de juegos gratuitos, mismos que se exhibían en múltiples espacios en diferentes horarios. 

Aunque la aplicación es muy similar a TikTok y la monetización que ofrece no es muy atractiva económicamente para los usuarios, lo cierto es que Kwai buscó una forma diferente de entrar a México, y a otros países en donde opera. 

Las opciones para publicar contenidos y materiales siguen creciendo exponencialmente. Nunca imaginamos un mundo tan versátil y tan al alcance de la mano. E imposible imaginarnos hasta dónde va a llegar.

Artículo anteriorEl abrazo que viene
Siguiente artículoANALFABETAS… ¿otra vez?
Editorial S.M
Equipo editorial de la Revista Soy.Marketing
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Artículos relacionados

Lo más reciente