¿Por qué no nos gusta hacer la compra online?

¿Por qué no nos gusta hacer la compra online?

El eCommerce es una realidad totalmente asentada en España. Actualmente un 74% de los internautas afirma comprar online con una frecuencia de 2,4 veces al mes, una cifra que va aumentando año tras año. Los consumidores a la hora de comprar online tienen muy claro cuáles son sus productos favoritos. Entre ellos, no se encuentran los que forman la cesta de la compra o, lo que es lo mismo, la alimentación de los hogares.

Se estima que las ventas online de alimentación sólo llegan al 1% del mercado en España, lejos del 8% de Reino Unido o del 5% en Francia.

Ir al supermercado online y llenar el carro a través de un clic no ha conseguido el éxito esperado ¿Cuáles son los motivos? ¿Por qué se prefiere ir a la tienda física? El español sigue siendo tradicional en la compra de productos frescos. En este sentido, el nivel de exigencia es muy elevado y prefiere ver el producto con sus propios ojos antes de comprarlo. Pero más allá de este factor hay otros que tienen un gran peso como la experiencia de usuario y cliente en el momento de la compra.

Según un estudio elaborado por el Observatorio Nacional de Experiencia de Usuario (UX-on) de la Interaction Design Foundation (IDF), en el que se han estudiado cuáles son los super online que ofrecen una mejor experiencia de usuario y de cliente, el campo de mejora en España es muy amplio. El sector de los supermercados se divide entre los puramente online, como Ulabox y TuDespensa y las grandes cadenas de distribución tradicionales que han abierto su canal online al igual que en otros países como EEUU o Reino Unido.

Es aquí donde se aprecian las principales diferencias: los supermercados puramente online son los que ofrecen la mejor experiencia de usuario frente a los peor valorados que son Alcampo, Mercadona y Caprabo. Lo que lleva a pensar que las grandes cadenas apoyadas en su red de distribución física han restado importancia al canal online y descuidado aspectos relacionados con la experiencia del cliente online.

Otro de los aspectos clave en este sector es la logística y el plazo de entrega.

Normalmente se envían los pedidos el día después de haber realizado la compra, factor que repercute negativamente en el comprador evitando la compra online. Por ejemplo, en España, algunas cadenas como DIA están tratando de solventar este problema y realizar las entregas en el mismo día que se hace la compra.

La tendencia del supermercado online es crecer.

Tardará más o menos pero crecerá. En Estados Unidos se cumple la tendencia: según el estudio realizado por SN Research entre los supermercados online, las 10 mayores empresas de alimentación online aumentaron sus ventas un 22% respecto a 2014. Un sector donde los triunfadores no son gigantes como Walmart sino el modelo de negocio de Instacart, supermercado puramente online donde se combinan los productos locales con la entrega rápida. Las posibilidades de crecimiento son tantas que Amazon ya ha metido la cabeza creando Amazon Fresh. Si ellos lo ven claro es que el sector tiene recorrido.

La venta de alimentación online tiene futuro, un futuro que tiene mucho que ver con la edad.

No tenemos más que preguntarnos quién hace a día de hoy la compra en los hogares españoles. Es cuestión de evolución digital: a medida que los nativos digitales se vayan independizando del hogar familiar aumentarán las compras en supermercado online impulsando el sector.

Andrés Macario
Andrés Macario Gañán es el director general de Vacolba, partner de negocio orientado a la venta en el entorno digital. La clave de su éxito es el foco en resultados, la excelencia en el desempeño y la flexibilidad en la implementación. Ofrece una solución llave en mano para impulsar las ventas en los sectores de Telecomunicaciones, Salud y Seguridad. Andrés está muy presente en el mundo digital a través de su blog andresmacario.com y su cuenta en Twitter @andresmacariog.