matriz bcg

La matriz BCG o matriz de crecimiento-participación es un método gráfico utilizado para el análisis de la cartera de negocios de una empresa. Esta fue desarrollada por el Boston Consulting Group y publicada por el presidente de la empresa en el año 1973.

¿Qué utilidad proporciona realizar el análisis de una Matriz BCG?

La utilidad de la misma proviene de la realización de un análisis estratégico de la cartera de productos de una empresa en base a dos dimensiones: la tasa de crecimiento del mercado y la tasa de participación en el mercado. Este análisis ayuda en la toma de decisiones sobre las distintas unidades estratégicas de negocio que componen la empresa, pudiendo evaluar el atractivo de las mismas y determinar diferentes estrategias de inversión.

La matriz de crecimiento BCG está dividida en cuatro cuadrantes que poseen diferentes estrategias a desarrollar, cada uno de ellos está simbolizado por una caricatura. Se trata de una matriz de doble entrada, definiendo la tasa de crecimiento del mercado en el eje vertical y la cuota de mercado en el eje horizontal. Las unidades estratégicas de negocio se sitúan en cada uno de los cuadrantes en función de la importancia estratégica que reportan.

Unidades de negocio de la Matriz BCG

Los cuadrantes que componen la matriz son los siguientes:

  • Estrella: estos productos operan en industrias de alto crecimiento y tienen una elevada cuota de mercado. Estos generan liquidez, pero necesitan una inversión considerable para consolidar su posición en el mercado. Son el objetivo principal de inversión de la empresa buscando convertir dicha unidad de negocio en ‘vaca’ para que lleguen a ser buenos generadores de flujos de caja.
  • Interrogante: el problema de este tipo de productos es que no conocemos cuál va a ser su evolución, ya que tienen una baja participación en un mercado que se encuentra en rápido crecimiento. Estos tienen un gran potencial de crecimiento en el mercado, con la necesidad de una gran inversión para poder llegar a convertirse en producto estrella. Estos no siempre alcanzan el éxito, por lo que dependerá del nivel de inversión y la estrategia planificada que lleguen a convertirse en productos estrella o productos perro.
  • Perro: los productos perros, también conocidos como productos desastre, son aquellos que tienen una baja participación y operan en un mercado de crecimiento lento. Normalmente no merece la pena invertir en estos productos al generar pérdidas o rendimientos bajos, pero este tipo de productos pueden resultar rentables en ciertas empresas a largo plazo, proporcionando sinergias con otras marcas o unidades de negocio, o bien como respuesta ante movimientos de la competencia. Por ello, hay que analizar detenidamente este tipo de productos para tomar una decisión estratégica correcta.
  • Vaca: los productos vaca son las unidades de negocio más rentables para la empresa, generando mucha liquidez y requiriendo inversiones relativamente no muy altas. Con ello hacemos referencia a productos consolidados en un mercado con poco crecimiento. El objetivo consiste en mantener la situación competitiva actual de estos productos que generan dinero y poder invertir en los productos estrella para apoyar su crecimiento.
Estrategias de inversión en marketing aplicando la matriz BCG

Basándonos en el análisis de nuestras unidades de negocio y tras ubicarlas en su correspondiente cuadrante, podemos llevar a cabo diversas estrategias empresariales: de crecimiento, de mantenimiento, de emprendimiento y de sustitución. La aplicación de una u otra estrategia vendrá determinada por la unidad de negocio que analizamos y sus respectivas dimensiones.

En general los productos considerados más fuertes (vacas y estrellas) se busca mantenerlos, llevando a cabo estrategias de inversión, ya que son sustento de los ingresos de la empresa y de su posicionamiento en el mercado. Por otra parte, los ingresos que obtenemos de los productos vaca o generadores de caja se pueden invertir en parte en los interrogantes con el objetivo de crear nuevos productos estrella.

Para las unidades de negocio que encuadremos como interrogantes que tengan un menor nivel de ventas hay que buscar una salida que termine por descartarlos o retirarlos del mercado progresivamente, al igual que ocurre para los productos perro aunque en ocasiones interesa el sostenimiento de los mismos al proporcionar sinergias o servir de respuesta a la competencia.

Andrés Macario
Andrés Macario Gañán es el director general de Vacolba, partner de negocio orientado a la venta en el entorno digital. La clave de su éxito es el foco en resultados, la excelencia en el desempeño y la flexibilidad en la implementación. Ofrece una solución llave en mano para impulsar las ventas en los sectores de Telecomunicaciones, Salud y Seguridad. Andrés está muy presente en el mundo digital a través de su blog andresmacario.com y su cuenta en Twitter @andresmacariog.