Inicio Artículos ¿Qué has hecho por tus futuros clientes?

¿Qué has hecho por tus futuros clientes?

futuros clientes

Cuando las PYMES o profesionistas inician sus actividades en redes sociales, lo hacen con una idea muy clara en mente: vender. Pero el problema viene después, cuando se dan cuenta de que no lo están logrando. Normalmente ocurre eso porque un deseo no es necesariamente un objetivo de marketing. Se debe plantear una estrategia que sustente lo que se está buscando. Pero dentro de esa estrategia y atendiendo a que normalmente una PYME o una marca personal no tiene tanto reconocimiento o un posicionamiento determinado, es necesario considerar como uno de los elementos a contemplar en su plan de acción, la reciprocidad.

Esta es una regla muy vieja que funciona en cualquier sociedad.

Cuando vamos a una tienda en la que podemos probar todo lo que ofrecen a la venta, es muy probable que luego de haber jugado, usado o comido los productos, compraremos algo. En el caso de las PYMES y marcas personales, eso es lo que tenemos que hacer. Es necesario pensar en algo para ofrecer a nuestros clientes potenciales. Y hacerlo lo mejor,  lo más frecuente y constante posible. Para, que de esa manera, no seamos considerados como un ruido más, sino como una fuente que aporte valor a través de las redes sociales, sin importar el canal que utilicemos.

Debemos rechazar que teniendo repetidas publicaciones sobre nuestro producto o servicio, vamos a vender lo que sea que hacemos. Primero tendremos que ganar la confianza de nuestros clientes potenciales y empezar a dar algo que sirva o guste a nuestro mercado. Probablemente podríamos no tener muy claro qué podríamos ofrecer. O tal vez podría parecernos entonces innecesario o absurdo tener presencia en redes sociales si no es para vender directamente.

Lo primero que hay que aclarar es que sí se podrá vender. Sí se podrán conseguir clientes, pero tal vez no de inmediato como quisiéramos. Y definitivamente tenemos que hacer mucho más que hablar exclusivamente de nuestros productos o servicios.  Eso nos permitirá dar un uso más adecuado a las redes sociales, que son por excelencia el medio de exposición actual para llevar a los clientes potenciales a nuestro website; para generar posicionamiento, relación o para acercarlos a nuestro carrito de compras.

Ahora me gustaría dar algunas ideas de lo que podemos ofrecer para que llegado el momento, nuestros seguidores se sientan cómodos con la compra de algún producto o servicio:
  • Información Útil.

    Se puede producir información que sirva para que los seguidores puedan aprender, puedan hacer mejor su trabajo o puedan tomar mejores decisiones. Esa información podría presentarse como podcasts, artículos de blog, e-books o videos.

  • Ofertas o pruebas de productos.

    Una alternativa, dependiendo de lo que vendemos, es ofrecer una pequeña muestra de lo que el cliente podría recibir. Eso aplica para cualquier producto servicio. En el caso de una asesoría o venta de cursos, se puede hacer un webinar o una conferencia para que el público pueda tener acceso a la experiencia o conocimiento de la persona o empresa en cuestión. Pero también se puede dar a probar un poco del producto. O elegir un público específico (influencers) para enviarles una muestra de lo que vende la marca.

  • Regalos.

    No tienen que ser muestras de nuestro producto, sino cosas relacionadas que permitan generar una interacción con los seguidores. Pueden ser salvapantallas o portadas de Facebook con fotos especiales en el caso de bloggers de viajes. O un identificador de equipaje que se envíe a aquellos que registren su correo electrónico. También se puede ofrece alguna membresía a un grupo cerrado para discutir temas específicos que ayuden a los seguidores a hacer mejor su trabajo. O tal vez una tarjeta para asistir a los eventos especiales que haga un restaurante o un bar. Hay opciones para cada tipo de negocio.

  • Eventos o información de primera mano.

    Los seguidores merecen algo. Se pueden sentir importantes cuando se les envía información privilegiada antes que a cualquier otra persona. Hacerles saber sobre cambios, nuevos productos, un nuevo curso en el portafolio de capacitación de la empresa, una nueva ruta de la aerolínea, un nuevo servicio en el hotel, o un cambio en el menú del restaurante.

  • Educación.

    A veces el consumidor potencial sólo piensa en un uso para el producto o marca que se le está ofreciendo. Pero cuando se le aportan ideas nuevas y diversos usos de nuestra marca o producto, es muy probable que seamos cada vez más familiares para ese mercado potencial.

Cuando nosotros hacemos cosas por nuestros consumidores potenciales, ellos sentirán el compromiso de ser recíprocos con nuestro producto o marca y empezaremos a lograr los objetivos.

Me gustaría saber su opinión sobre el tema.

Fernando Palacios
Mercadólogo y Sociólogo que ha dedicado más de 10 años a la docencia universitaria, con más de 25 años de experiencia en el marketing turístico. Se convirtió en Blogger de viajes y en migrante digital para el estudio y aplicación de social media marketing y community management. Imparte cursos de Community Management, conferencias, consultoría y desarrolla negocios para el sector turístico.