A que no lo sabías

Hace algún tiempo en este mismo espacio publiqué una columna acerca de que el pajarito de Twitter tiene nombre y por qué se llama así. Mientras alguien me criticó por publicar sobre un tema que podía ser irrelevante para los lectores o hasta evidente para muchos de ellos, resultó ser un texto de mucha aceptación porque en realidad la mayoría desconocía el dato y el origen del mismo, la columna fue muy bien aceptada con muchos comentarios que incluían un simple “no sabía, qué interesante”.

Y teniendo eso en mente, hoy comparto cuatro datos que quizá para muchos sean obvios, pero no todos están familiarizados con ellos y para algunos podrían ser hasta datos curiosos, especialmente esos coleccionistas de trivia que en todas partes abundan… (y seguro conoces a alguno en quien ya pensaste).

QR = quick response

Hace ya varios años en mi materia de Nuevas Tendencias Publicitarias hablábamos del QR. Mis alumnos de principios de la década de 2010 me veían con cara de what? y no les quedaba muy claro para qué servía. Ahora, a pesar de ser un sencillo código, ha resultado altamente útil para las marcas y para nuestro cotidiano acortando procesos y facilitando información.

El nombre real del código QR es glyph y fue inventado por Denso Wave (Japón) en 1994 para condensar mucha información y accederla rápidamente. El glifo es, pues, un código que te proporciona una respuesta rápida (quick response = QR) de la forma en desplegar tan información.

Aparentemente, referirse a él era más fácil a través de lo que hace que de su nombre propio y así se le quedó.

@ = arroba

Tanto en español como en inglés, el símbolo @ se llama arroba. Pero en EUA, igual que en el caso anterior, su función fue la que vino a definir su nombre: su nombre es la preposición “en” en español y “at” en inglés.

Tu dirección de email tiene dos componentes: tu nombre + el servidor donde se aloja tu correo, y el símbolo @ es el que permite asociar ambos elementos para el direccionamiento.

Bueno, pues si bien los hispanoparlantes no tenemos bronca con decir “arroba”, aparentemente para los estadounidenses (gringos, pa’los cuates) decirlo es muy complicado y por eso le cambiaron el nombre por su función. Esto es, en lugar de “nombre-arroba-servidor” (ej. Liliana-arroba-hotmail.com), ellos dicen “nombre-EN-servidor” (ej. Liliana-EN-hotmail.com) implicando que el correo de LILIANA se aloja EN el servidor de HOTMAIL.COM).

Por eso, al compartir esa dirección con un angloparlante, en lugar de decirle “Liliana-arrobe-hotmail.com” le tendría que decir “Liliana-at-hotmaiail.com”.

Y es así como la arroba en inglés adquirió el nombre de at. No te sorprendas que si das tu dirección diciendo arrobe en lugar de at, el gringo no te entienda.

RTE = ready to eat

Cuando me asignaron la cuenta de Cereales Nestlé, como planeadora estratégica en McCann Erickson, me tomó por sorpresa la cantidad de veces que se repetía este trío de letras (RTE) en todos los documentos oficiales de la marca. 

En esa época pre-google tuve que encontrar el momento oportuno para preguntar su significado sin verme como idiota ante el resto del equipo que manejaba la marca desde hace tiempo.

Así es como encontré que los cereales a los que sólo se les agrega leche se definen en inglés como cereales RTE, es decir, ready to eat o listos para comer, ya que, a diferencia de la avena que se cocina antes de comerse, éste se come tal como viene.

Podría ser, por ejemplo, como la gelatina, que una viene en polvo y requiere de cierta preparación, y la que encuentras en el refrigerador de la tienda, que ya viene lista para comer (RTE).

OTC = over the counter

Cuando en investigación empecé a hacer estudios para la industria farmacéutica, las siglas OTC las conocí igual que como descubrí el RTE de los cereales: sobre la marcha.

Todos sabemos que si vas a una farmacia hay dos tipos de medicamentos: los que están en el anaquel o mostrador y uno elige, compra y consume libremente, y los que requieren de receta médica y tienen tras el mostrador.

Bueno, pues en EUA los primeros se definen como “sobre el mostrador”, en inglés “over the counter”, y los segundos se conocen como “con receta” o sea “with prescription”.
Y pues ya, eso es todo por hoy. Te regalo un poquito de información que cura, para que no te agarren en curva, o puedas presumir que lo sabes cuando alguien te cuestione.

#DeNada

Liliana Bretón
Publicista e investigadora; maestra y estudiante; UPAEP y AsMedia; amante del cine, los libros y el buen sentido del humor; no cambio por nada una tarde de vino con una buena plática. Beatlefan y chocohólica.

Este autor escribe en Soy.Marketing los días martes de cada semana.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Artículos relacionados

Lo más reciente