viernes, diciembre 4, 2020

Aguas con el abuso empresarial

Las empresas han encontrado un camino fácil para recabar opiniones y asesorías.

Vamos hablando claro. Un estudio de mercado tiene costos respetables. Implica una planeación que conlleva la definición de un grupo objetivo, el desarrollo de hipótesis, la creación de la herramienta de exploración, el planteamiento y ejecución del trabajo de campo, y un profundo análisis de resultados para presentar propuestas y recomendaciones.

Cada una de esas fases involucra todo un proceso y un equipo de personas profesionales. No es un tema improvisado ni hecho sobre las rodillas… y todo eso cuesta.

Por otra parte, a través del tiempo hemos visto que las agencias de publicidad han tenido que buscar mecanismos de defensa y/o de protección al participar en un pitch. Resulta que las empresas, muy vivas, piden una presentación no sólo de credenciales, como se hacía antes, sino también una campaña especulativa. Luego de recibir varias propuestas, esas empresas vivillas ejecutan alguna o algunas de las campañas que recibieron, con algunos cambios para no meterse en problemas.

Uno de los grandes riesgos de las áreas que involucran trabajo intelectual y/o creativo.

Pero lo mismo está sucediendo con los community managers, en particular, y las personas que estamos involucradas con redes sociales, en general.

Para las empresas que buscan este perfil, lo que les debería de bastar es un portafolios o book al entrevistar candidatos para un puesto. Pero ya se les hizo fácil hacer una especie de estudio de mercados entrevistando a muchas personas y recabar opiniones. Les dejan ‘de tarea’ analizar una página o una estrategia digital y les piden que les lleven una propuesta para mejorar su oferta.

Es una trampa. Una vil trampa. Lo que están buscando es una solución gratis recabando infinidad de opiniones y a la mera hora no contratar a nadie. O simplemente quieren una asesoría y no están dispuestos a pagarla.

Es muy triste ver que las empresas abusen de la necesidad que tenemos las personas trabajadoras por conseguir un empleo o concretar un contrato con cliente. No conformes con malbaratar nuestra labor exigiendo cubrir enemil funciones a costos ridículos, ahora ya encontraron este caminito para sacar provecho gratis.

No lo permitamos. Hay que ponernos listos #PontePilas
Liliana Bretón
Liliana Bretón
Publicista e investigadora; maestra y estudiante; UPAEP y AsMedia; amante del cine, los libros y el buen sentido del humor; no cambio por nada una tarde de vino con una buena plática. Beatlefan y chocohólica.

Publicaciones relacionadas

Lo más reciente

Nichos de mercado, gran oportunidad para las pymes

Deben de recordar el dicho “El que mucho abarca poco aprieta” que es perfectamente aplicable cuando una pyme sobre todo, piensa incursionar en la...

Un osito querible y de larga trayectoria

Este 2020, larguísimos son los manteles del pan más reconocido en México: Bimbo está cumpliendo sus primeros 75 años de vida.  Bimbo ha formado parte...

La escasez como estrategia de venta

Saber que algo estará disponible solamente durante un tiempo determinado, que la cantidad de piezas que saldrán al mercado serán reducidas, o que será...

En el Marketing Social ¿Quién gana?

La sociedad también exige promoción para un bienestar colectivo. En términos específicos, el marketing social gira entorno a la magia de la persuasión, dónde...

La Whopper sin carne

Burguer King lanzó al mercado su nueva Whopper vegetal 0% carne, una hamburguesa que mantiene el mismo sabor, la estructura, la percepción y el...