Inicio Artículos Amazon México: en pañales.

Amazon México: en pañales.

amazon mexico vs amazon usa

Desde 2005 soy cliente de Amazon EUA. Por mucho, es una de las mejores experiencias de compra. Sobre todo cuando se trata de cosas que no quieres andar buscando.

Desde un principio me encantó la amigabilidad. Pero, sobre todo, la seguridad. Todo es fácil. Puedes ver paso a paso dónde va tu paquete. Enviar a diferentes direcciones. Puedes incluir diferentes formas de pago. Toda la información se queda guardada. Si algo no llega o no te gusta, te devuelven o te reponen.

No por nada ya superaron las ventas de los principales canales retail en aquel país del hoy indeseable inquilino de la casa blanca.

El ejercicio Amazon en México dista por mucho de ser lo que es su madre estadounidense. Si bien prevalece la facilidad de la plataforma en línea, tiene todavía muchas oportunidades que no creo que vayan a mejorar pronto. Aquí algunas consideraciones:

1. La oferta es muy limitada. La variedad de productos no se asemeja para nada al catálogo del gabacho.

2. Las descripciones de los productos… OMG! Son una traducción automatizada (quizá de Google) y no se les entiende ni madres. Les urge un equipo de traductores, ¡ya! (si quieren, les cotizo  )

3. El rastreo es terrible. Está muy padre que algunas entregas se adelanten. Lo malo es que no te avisan, como lo hace el sistema del sitio gringo. Entonces es un dolor de cabeza porque tú andas fuera y DHL o Fedex llegan inesperadamente a tu casa y no hay quien reciba (y no es como allá, que lo pueden dejar en tu buzón o en la puerta de tu casa, y nadie se lo vuela).

4. Muchos productos son infinitamente más caros que en el sitio Amazon original. El problema es que desde allá te los mandan cobrándote envío internacional y una cuota de impuestos, y AUN ASÍ sale más barato que en el sitio mexicano.

5. Acá de este lado del Bravo (o del Río Grande, como le dicen los güeritos) también te ofrecen servicio Prime, que consiste en entrega sin costo y en acceso a su servicio de streaming. Pero muchos de sus productos no aplican para su entrega gratuita, y el catálogo de su servicio de contenidos de video es no paupérrimo sino lo que le sigue.

La experiencia de compra en línea empieza por fin a ser aceptada por los mexicanos, en particular, y por los latinos, en general. Amazon ha tratado de entender nuestra idiosincrasia y ha agregado versatilidad tanto en formas de pago como en opciones de entrega. Pero son ajustes de forma, no de fondo…

Con tantas limitaciones, a pesar de los grandes esfuerzos que está haciendo Amazon México por promover su servicio, lo que les puedo augurar es un crecimiento muy pero muy lento, o hasta su paulatina extinción. No en balde llevan tanto cambio en la dirección, a pesar de su corta vida en nuestro territorio.  #PutAttention