Anywhere office, ¿sueño o realidad?

Una de las actividades que más disfruto es tener una buena charla con gente a la que aprecio y admiro, en estos días tuve la oportunidad de tomar un café con una gran amiga que conozco desde hace muchos años y que por cierto, trabaja en la industria de la publicidad.

Además de ponernos al día y platicar los inevitables temas de trabajo que ambos disfrutamos, en esta ocasión uno de los tópicos relevantes de la conversación fue sobre las modalidades de trabajo: continuar en el ya famoso home office, regresar a las oficinas o buscar un esquema de trabajo híbrido donde además se pueda trabajar desde cualquier lugar.

Mi amiga tenía muy claro su punto: Ella consideraba que podía ser igual de productiva, incluso más, trabajando desde cualquier lugar sin tener que pisar las oficinas de su empresa.

Durante los casi dos años de la pandemia, había estado trabajando desde varios lugares, incluso desde otras ciudades sin que esto afectara su rendimiento y los resultados para su empresa. ¿Por qué su jefe ahora le pediría regresar a un espacio físico cuando había alcanzado todos sus objetivos laborales sin estar en una oficina?

El anywhere office y el talento en el Marketing

La situación por la que pasa mi amiga es la misma a la que desde hace algunos meses se han estado enfrentando algunas personas que, después de dos años, se acostumbraron a nuevas formas de trabajo y hoy se les pide regresar al modelo tradicional.

El estudio Perspectivas Latam 2022 de la agencia internacional de reclutamiento PageGroup, revela que gracias a la posibilidad de laborar desde cualquier lugar, el 44% de las empresas posee personal trabajando en un país distinto al de su casa matriz; sobresale el caso de Colombia con un 57.6%.

Si tantas empresas en la región, incluso en el mundo, han adoptado al anywhere office, ¿por qué retroceder en un esquema que ha probado ser efectivo?

A pesar de que esto ocurre en la mayoría de las industrias, analicemos el caso de los profesionistas en las áreas de marketing, publicidad relaciones públicas y comunicación.

¿Está preparada la industria para el anywhere office?

Dentro de las actividades que se desarrollan en el marketing y la comunicación no todas ellas son susceptibles de poder trabajar desde cualquier lado, las áreas operativas por ejemplo, muchas veces tienen que estar en lugar. Pero pensando en las áreas administrativas, dependiendo el sector muchas de ellas sí podrían adoptar el esquema.

Una de las conclusiones a las que llegué con esta amiga es que lo ideal sería que las empresas pudieran evaluar por caso la viabilidad, operatividad y eficacia de mantener este esquema de trabajo.

Más de 24 meses nos han enseñado a reforzar nuestras habilidades blandas como la adaptación, la resiliencia y el trabajo en equipo a distancia. Ya no estamos en el experimento, ya hay un histórico de resultados que se pueden consultar, mejores prácticas y áreas de oportunidad.

El reto de adaptar el anywhere office

Lograr que esta modalidad de trabajo permee en la cultura organizacional de una empresa no se logra de la noche a la mañana.

Tuve la oportunidad de conversar con Nicolás Gómez, Human Resources Business Partner de la healthtech Bionexo, una empresa que ofrece soluciones digitales para el sector salud y que actualmente trabaja bajo este esquema.

Nicolás me compartió 5 aspectos que desde su experiencia han sido la clave para una implementación exitosa del modelo anywhere office:

1. Cambio de mentalidad en el liderazgo ejecutivo. Es necesario transformar formas de pensamiento tradicionales, de modelos que han existido por décadas. Un buen plan de implementación con expectativas reales puede dar tranquilidad y confianza a la dirección de las empresas.

2. Ejercitar la organización. El anywhere office implica un reto en términos de organización personal, time management y delimitación de espacios. Apoyar a los empleados con herramientas que los ayuden a ejercitar esas habilidades es labor de Recursos Humanos.

3. Establecer canales de comunicación. Los medios y formas de comunicarnos son claves en este modelo de trabajo, se deben buscar aquellos que mejor respondan a las necesidades y tipos de actividades dentro de los procesos de la organización.

4. Establecer indicadores claros de desempeño. Los resultados son los que darán la pauta si el modelo es efectivo o no, es indispensable definir cómo se medirá la productividad y asegurarse de que los colaboradores conocen el procedimiento.

5. Afianzar la cultura organizacional y el compromiso de la empresa. Probablemente se considere un tema complicado, pero sí es posible plantear programas de reconocimiento y actividades que puedan reforzar la relación de la empresa con el colaborador.

Espero que mi amiga pueda acordar con su empresa la modalidad de trabajo que favorezca a ambas partes. Y tú, ¿en qué modalidad de trabajo estás actualmente?, ¿te sientes cómodo con ella? Me encantará seguir la conversación contigo en los comentarios o en las redes sociales donde me encuentras como @robertobaez.

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario