Ábrete Sésamo en tus campañas de mailing

Ábrete Sésamo en tus campañas de mailing

Estrategias para campañas de mailing

Una de las mejores prácticas en las campañas de mailing es, definitivamente, el arte de redactar un asunto o “subject” efectivo.

Aunque parezca en principio un tema simple, soso, o sin chiste, resulta ser la llave que decidirá el destino de nuestras comunicaciones de marca. Y si el destinatario se dignará a abrirlo, o simplemente lo enviará a la papelera sin miramientos.

Aquí quiero compartir algunas claves que te ayudarán a definir mejor esos “subjects” y a buscar que tu campaña sea más vista y más efectiva.

Ábrete Sésamo
  1. Sé breve, claro y conciso.

    No hay nada peor que un subject larguísimo, donde te pierdes y no ves ninguna palabra “mágica” que te enganche. De un sólo golpe de vista se debe captar la esencia de tu mensaje. Ahora, y si puedes comunicarlo en menos de 7 palabras, mucho mejor.

  1. Evita lo evidente.

    Tu mensaje se irá directo a la papelera si incluyes verbos como “compra, adquiere, renta”, etc. Busca ser persuasivo con tu audiencia y ofrecer aquello que desean encontrar; beneficios, privilegios, ventajas, lo exclusivo, algo que nadie más les pueda ofrecer.

  1. Personaliza lo más posible.

    El nombre, el género, la edad, hasta cierta preferencia sería lo ideal. “Para ti que disfrutas equis”. La personalización de la comunicación es uno de los grandes avances de nuestro tiempo. Debemos sacar provecho del oro molido que las bases de datos representan para cualquier programa de lealtad o CRM.

  1. Sé relevante.

    Ofrece contenido de interés, así sea en la elección de una palabra o verbo, busca que tu comunicación SÍ haga una diferencia con el resto (revisa tu propia bandeja de entrada y detecta lo más aburrido y lo más interesante, úsalo de referencia).

  1. Cuidado con usar la palabra “GRATIS”.

    Verifica bien con tu área legal las implicaciones de un ofrecimiento de tal magnitud. Lo que en principio puede parecer muy atractivo para el público, al final podría resultar riesgoso y motivo de numerosas quejas e insatisfacciones. Mide bien los alcances.

Estos son algunos lineamientos básicos en la redacción de la primera línea de comunicación que tu marca entablará con tu audiencia. Por supuesto que es la puerta de entrada a todo lo que tengas que decir y ofrecer, pero hará la diferencia entre lograr un mayor porcentaje de open rate y clics en tus métricas; o el triste final de muchos correos, que son eliminados sin siquiera haber sido abiertos.

Suerte en tus esfuerzos