¿Qué pasa con las cuentas de las redes sociales de un fallecido?

¿Qué pasa con las cuentas de las redes sociales de un fallecido?

Hace algunos día revisaba la infografía creada por Visual.ly con datos del censo de Estados Unidos en la que se menciona que desde que se lanzó Facebook en el 2004, cerca de 300 millones de personas han fallecido, es decir 4.5% de la población mundial. De ahí la pregunta ¿Qué pasa con las cuentas de las redes sociales de un fallecido?.

Facebook calcula que cada año, mueren 200,000 de sus usuarios. De la infografía es notoria la información entre los nacimientos y fallecimientos que se producen en un día en el mundo y las nuevas cuentas que se crean y que se dan de baja; más de 362,000 personas nacen a diario en el mundo, mientras que más de 153,000 fallecen. En Facebook, al día se crean 700,000 cuentas y se dan de baja únicamente 584 por fallecimiento.

La realidad es que nuestras vidas están ahora más relacionadas con lo digital y no terminan cuando llegue un deceso. ¿¿Qué pasa con las cuentas de redes sociales y bienes adquiridos en el ciberespacio cuando pasamos a mejor vida? ¿Han pensado en ello? Las cifras de Facebook son dramáticas; calculan mueren 200,000 de sus usuarios al año y sólo se dan de baja 584. ¿En qué estaus quedan las demás cuentas?

Si el fallecido mantuvo su usuario y contraseña totalmente privados, tratar de entrar en cualquiera de sus cuentas en línea para obtener información o eliminar la cuenta. Puede ser un proceso difícil para los miembros de la familia o para quien lo intente. Aquí les dejo las los pasos a seguir para ponerse en contacto con los sitios más populares y tratar el tema sobre un usuario fallecido:

Los trámites para cerrar las redes sociales de un fallecido

En el caso de Google, cuenta con un servicio de atención a familiares donde es posible recuperar las contraseñas de cuentas de Gmail, presentando las pruebas del fallecimiento. Google se encarga de validar la solicitud y en no más de 30 días se tiene respuesta.

Para los proveedores de email más comunes (Gmail, Hotmail y Yahoo) establecen un tiempo de cancelación por inactividad:

  • Gmail – 9 meses
  • Windows Live Hotmail – 90 días según el artículo 11.11 del acuerdo de servicio
  • Yahoo Mail – Tiempo limitado pero no especificado.

Las redes sociales Facebook, Twitter y Linkedin cuentan con un formulario, que se deberá llenar para ser informados sobre del fallecimiento de algún familiar usuario.

Links de los formularios:

Opciones para internautas pragmáticos

Hay internautas que ya tienen contratados algunos servicios online, dejando en su testamento, indicaciones con el deseo de lo que deberá pasar con su vida digital después de su muerte. La aplicación If I Die publica un mensaje en el muro de Facebook con las últimas palabras del usuario, esto, después se ser verificado el fallecimiento. El mensaje puede ser un video de hasta 5 minutos. El servicio es gratuito y es necesario dejar los nombres de 3 personas de confianza y solicitarles que notifiquen al servicio, cuando haya ocurrido el fallecimiento.

Otro servicio es Leagacy Locker, que permite guardar usuarios y contraseñas de todos los registros. A la hora de solicitar el servicio, el interesado deberá dar los datos de una persona de confianza. Para cancelar o recuperar contraseñas, deberá que comprobar el fallecimiento.

Death Switch cuenta con un servicio muy parecido. En el momento de hacer el registro, el usuario puede escribir un email con un mensaje y anexar archivos como fotos, documentos o videos que serán enviados a las personas de confianza que la persona seleccionó para ello. Este trámite se hará al momento que el sitio confirme el fallecimiento.

Aquí aplica el dicho de “Más vale prevenir que lamentar”. Si somos organizados al hacer nuestro testamento de vida, es recomendable considerar la posibilidad de usar alguno de estos servicios y no dejar al garete, los trámites mencionados anteriormente en caso de fallecimiento.

 

Hans Hatch
CEO de PW Agency México y Brasil, con 14 años de experiencia profesional, se ha convertido en uno de los influenciadores en temas de marketing digital más importantes en Latinoamérica. Es consultor de negocios, tecnologías digitales y redes sociales; asesora y trabaja en las áreas de comunicación integral para varias de las marcas más importantes de México y a nivel continente.