Elevator pitch: qué es, para que sirve y cómo hacerlo

Puede ser en una reunión, en un zoom, en una salida con amistades, en una cena familiar… En cualquier momento y lugar puede surgir la oportunidad de vender tu servicio o producto, y deberías estar preparado. Tener un buen discurso, breve, directo y que impacte tanto como para lograr una oportunidad de venta, es crear un elevator pitch.

¿Qué es un elevator pitch?

Es una breve presentación en la que explicás quién sos, qué hacés, cómo lo hacés, cuál es tu empresa o proyecto y lo que puedes aportar a tu público. La idea no es vender en ese mismo momento (aunque sería genial) o cerrar un trato al instante, sino generar tanto interés en el oyente que este quiera saber más en una entrevista o reunión futura.

Esta técnica no es nueva, desde los años 80 está en uso entre los empresarios que quieren conseguir accionistas para sus empresas o emprendimientos, pero no siempre se la tiene en cuenta; especialmente es el caso de empresas familiares o pymes, que no tienen profesionalizada su comunicación.

¿Y te preguntaste por qué se llama “elevator picht”? Seguro el nombre te suene raro. El concepto surge debido a que es que en unos pocos segundos -lo que dura un viaje en ascensor- seas capaz de mostrar tus mejores atributos para convencer al público de que vale la pena conocerte.

Atendiendo a la leyenda, se relaciona con lo que tardaba en ascensor Warren Buffet desde la planta baja hasta el piso donde tenía su despacho. Tiempo que concedía a sus potenciales clientes para concederles crédito. Como sea, solo tienes de 45 segundos a 1 minuto. No más.

¿Para qué sirve un elevator pitch?

Tener elaborado y aprendido tu elevator pitch te ayudará a aprovechar las oportunidades de venta para captar inversores o clientes. Además de que, aún si no cerrás una venta, al menos lograrás consideración por parte del usuario al conocer tu propuesta.

Claves para elaborar un elevator pitch de impacto

Ahora que sabes qué es un elevator pitch, debés conocer cuáles son las claves para elaborar uno efectivo y atrayente. Te cuento:

1. Honestidad: No finjas, mientas, ni brindes datos falsos ni exageres tus cualidades. Si tu público objetivo cae en la trampa, luego no podrás sostener la promesa y será totalmente contraproducente.

2. Mantenete simple: Si utilizás palabras demasiado técnicas puede que tu público no entienda nada de lo que le digas. Por lo tanto, usá un lenguaje profesional pero simple y fácil de entender.

3. Ser formal o informal, depende de vos: Tu tono de voz debe reflejar confianza, así que según tu público vos sabrás si es mejor ser formal o informal. También depende mucho del producto.

4: No seas denso: Hablar con entusiasmo como para seducir a tu interlocutor, es positivo. Pero no te vuelvas un payaso ni te pases de cargoso, porque puede crear el efecto contrario.

5. Preparate para brindar más información: Pues sería genial que el oyente quiera tener una entrevista con vos en el momento, consultar algo de la empresa, o concertar información que le sirva para el futuro.

6. Adelantate a las posibles preguntas que te haría tu interlocutor: No inventés información en el momento, siempre es mejor estar preparado para cualquier cosa que surja.

7. Pero sé adaptable: La idea es que puedas tener un elevator pitch apto todo público: desde para el CEO hasta para el encargado de compras de la empresa que quieras de cliente. Cualquier cargo que pueda darte una oportunidad, es una venta potencial.

Pasos para preparar un elevator pitch

Para armar tu discurso debés preguntarte qué te hace diferente a los demás. Y tiene que llamar la atención:

  1. Definí tu producto o servicio de forma concisa: No des vueltas, recordá que tenés poco tiempo.
  2. Diferenciate de la competencia: ¿qué te hace mejor que otros?
  3. Desarrollá tu mensaje: Contá de tu modelo de negocio, idea o producto/servicio. Debés ser capaz de explicar bien tu proyecto para hacerlo atractivo. Y ¡date prisa que el ascensor está llegando a destino!
  4. Definí qué ofrecés: Si el interés del oyente sigue activo, respondé al “¿cómo consigo esto que me proponen?”
  5.  Plantea una solución y cerrá: El itinerario ha llegado a su fin, es el momento de dar un cierre y ofrecer soluciones a lo planteado anteriormente. Sé consiso.

Espero que esta info te haya servido y crees tu elevator pitch para no dejar escapar oportunidades de venta 🙂 ¡Contame qué te pareció!

COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
ARTÍCULOS RELACIONADOS
DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Publicar comentario