Reclutamiento: Los prejuicios en los negocios

En algún momento de nuestras vidas profesionales es probable que tengamos que hacer reclutamiento, yo misma lo he hecho recientemente en mi emprendimiento, y si algo he aprendido es que no es fácil.

Aún con técnicas y sistemas de reclutamiento, quienes toman la decisión final siempre son las personas, las cuales pueden equivocarse. 

La principal causa de esto son los prejuicios, también llamados sesgos, que confunden nuestro juicio y nos hacen tomar malas decisiones. ¿Qué podemos hacer ante esto? Lo estudiaremos en este artículo, te garantizo que lo que aprendas te servirá para tu vida.

¿Qué se hace a la hora del reclutamiento?

Actualmente se vive un proceso en el cual se combinan sistemas de reclutamiento tradicionales con herramientas tecnológicas de software, un ejemplo es Evaluatest IA, el cual simplifica el proceso de evaluar a posibles candidatos. Pero hay una herramienta que también es muy usada llamada redes sociales.

Respecto a lo anterior, muchas de las personas que se encargan del proceso de reclutamiento revisan las redes sociales de los candidatos para darse una idea de cómo son ellos en realidad, conocer las verdades ocultas que uno no puede preguntar en una entrevista.

Pero, ¿qué pasa si te digo que el checar las redes sociales de los candidatos puede llegar a dañar el proceso, al punto de que puedes llegar a tomar una decisión equivocada? En breve te cuento el por qué de esto.

El mito de las redes sociales en el reclutamiento

Muchos entrevistadores revisan las redes sociales de sus entrevistados, esto porque creen que así podrán adivinar si el candidatos será un buen trabajador a la hora de ser contratado, pero estudios recientes indican lo contrario.

Según el artículo “Stop Screening Job Candidates’ Social Media” del Harvard Business Review, revisar las redes sociales de los candidatos aporta poca información que ayude a predecir si un candidato será buen trabajador o no, y lo peor, es que sí aumenta las posibilidades de que se juzgue mal.

¿Por qué ocurre esto?

Durante el proceso de reclutamiento una persona trata de ser lo más objetiva posible, lo que se nos olvida cuando tratamos de serlo es que por naturaleza, somos personas subjetivas y eso influye, querámoslo o no, en nuestras decisiones. De esto es lo que quiero hablarte.

Primero, las personas siempre tenemos prejuicios, ya que nacimos en un entorno familiar y social que nos enseñó a pensar de una u otra manera. Si hubiéramos nacido en un estado o país diferente, pensaríamos cosas totalmente distintas.

El problema ocurre cuando revisamos las redes sociales y encontramos que el candidato tiene características, creencias o inclusive prácticas con las que no somos afines. Queramos creerlo o no, esto afecta nuestra toma de decisiones, pudiendo provocar que el candidato perfecto, o una gran oportunidad, se nos escape.

La razón de por qué este tema es importante para la vida y no solo para el reclutamiento, es que los prejuicios surgen en cualquier circunstancia. 

Más allá del tema de reclutamiento, todos tratamos con personas, quienes pueden ser nuestros futuros compañeros de trabajo, parejas sentimentales, incluso socios de negocio. No estar consciente de los prejuicios puede causar que ignoremos a las personas correctas por ver un rasgo que nos hizo tener una imagen diferente de quien realmente es.

¿Qué se debe hacer?

Hay que reconocer que los prejuicios influyen en nosotros, tanto en el proceso de reclutamiento como en los procesos de la vida cotidiana, y por lo tanto de cualquier negocio.

Lo primero es delimitar muy bien a qué nos vamos a enfocar a la hora de realizar una entrevista de trabajo, hablar con un posible socio o compañero. Esto nos permitirá decidir previamente qué características, temas y habilidades tener en cuenta para asegurarnos de tomar la mejor decisión.

Aun sí, eso no es suficiente, también hay que decidir qué no tomar en cuenta, sobre todo los prejuicios que tenemos. Esto requiere que los reconozcamos, ya que todos los tenemos, al hacerlo podemos evitar cometer un error a la hora de tomar una decisión.

Un reclutamiento sin prejuicios

Gracias a este cambio de perspectiva, tenemos la posibilidad de enfocarnos nuevamente en nuestro objetivo verdadero, ya sea contratar a un trabajador apto durante el reclutamiento, o decidir si la persona podrá ser un posible socio de negocios.

Si les interesa conocer a detalle el efecto negativo que causa revisar las redes sociales de los candidatos, pueden leerlo en la “American Psychological Association”. Les aseguro que les resultará muy interesante.

Muchas gracias por haber leído este artículo, ahora estas al tanto de los peligrosos efectos de los prejuicios y qué hacer ante ellos en el reclutamiento y en la vida. Si tienes ganas de seguir leyendo te recomiendo leer “Trabajo en equipo: 3 consejos para la toma de decisiones”, o si prefieres algo más directamente relacionado con los negocios te recomiendo “¿Cómo empiezo mi propia startup?”.

Nos leemos pronto.

*Artículo escrito en colaboración con Juan Pablo Altamirano

Grace Sandovalhttp://empoweringrace.com
Consultora, conferencista y académica en temas de emprendimiento e innovación. Es emprendedora serial, fundadora de Glam&go y Central Glam, pioneras en la industrial digital de la belleza en México, así como de la plataforma de mentores Ment-U. Actualmente es una de las 88 líderes de la transformación digital en México, participando como certificadora del Alibaba GET Program.

Este autor escribe en Soy.Marketing los días viernes de cada dos semanas.
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Artículos relacionados

Lo más reciente