Inicio Artículos Lo tóxico del machismo y del feminismo: el caso Gillette.

Lo tóxico del machismo y del feminismo: el caso Gillette.

caso gillette

¿Cómo fue que Gillette levantó el tremendo revuelo mundial con su nuevo comercial que, hasta donde sé, no ha sido transmitido por televisión?

Me gusta mucho este tipo de comunicaciones. Hace algunos años Always proponía ser otro tipo de mujer. Ahora viene Gillette toma el liderazgo y propone dejar a un lado el machismo, aunque muchos hombres han sentido que es un atentado a su virilidad.

El contexto es crucial para entender las reacciones. Demos unos pasos hacia atrás.

Es un hecho que las nuevas generaciones están evolucionando. Los centennials vienen a romper con todo lo que les hemos dejado, millennials inlcuidos. Buscan una mejor vida en un mejor mundo, menos contaminado, menos artificial y menos dependiente del petróleo.

Las anteriores generaciones se resisten a los cambios que se han ido proponiendo en las últimas décadas. Desde el feminismo y desde que emergió hombre metrosexual, que considero que fue el primer paso a una sociedad más incluyente en todo el mundo, ese rechazo se ha exacerbado, porque significa romper estereotipos.

Agreguemos que, a pesar de que decimos que México ha avanzado mucho, ese avance se da sólo en unos cuantos sectores de la población principalmente concentrados en las grandes urbes. Fuera de ellas, la mentalidad de los mexicanos es menos abierta.

La realidad es que, por una parte, la mujer se montó en el feminismo por la tradicional mentalidad machista. Quizá el feminismo no existiría sin ello.

Y por otra parte, hay estudios que demuestran que el “nuevo” hombre se siente liberado por no tener que mostrar su hombría a través de actos machistas tóxicos. Más allá de esto, empiezan a descubrir su lado “femenino” donde pueden ser sensibles y enamorarse de forma mucho más orientado a la complicidad, sin temor a ser llamado mandilón o cursi. Y además de sentirse liberados, están disfrutando mucho descubrirse esa faceta que les implica ver la vida desde una perspectiva mucho más sensata.

El comercial de Gillette es el reflejo de esta evolución, y seguro se adelanta a su tiempo y por ello levanta olas. Las generaciones anteriores se escandalizan y los machos se ofenden. La marca no promueve sus productos sino una nueva actitud liberadora para el mundo. ¿Con esto Gillette va a vender más? No sé, no lo creo, pero sí marca un hito en los prejuicios y arraigos tóxicos que tenemos como sociedad, en el mundo. De eso se trata, no de dejar de ser masculinos sino de dejar de ser tóxicos.

Por cuestiones del perfil de las audiencias, el comercial es mejor evaluado por los usuarios de Twitter que los de Facebook.

Ahora nos toca a las mujeres bajarle dos rayitas al feminismo. Seguramente en próximas generaciones, los diferentes géneros nos encontraremos en puntos más intermedios. Tendremos otros problemas, pero quiero pensar que estaremos liberados del machismo y del feminismo.


Aquí los dos videos, por si no los conoces: Always (2014) y Gillette (2019).

Liliana Bretón
Publicista e investigadora; maestra y estudiante; amante del cine, los libros y el buen sentido del humor; no cambio por nada una tarde de vino con una buena plática. Beatlefan y chocohólica.