Inicio Artículos Leer es un placer

Leer es un placer

Leer es un placer
Leer es un placer

Sin exagerar puedo declarar que Gandhi es una de las 5 campañas más efectivas y recordadas en la publicidad nacional. Es mucho más que una librería; como alguna vez dijo Don Mauricio Achar (QEPD): no queremos vender libros, queremos aumentar el hábito de la lectura en México. Ésa es la visión de un gran empresario, de un líder de comunicación, de un excelente cliente para Ogilvy & Mather; la agencia que con la dirección creativa de Pepe Montalvo dio vida a una creatividad dinámica, fresca, acorde con un lenguaje original y distintivo.

Ya van 20 años de atraer nuestra atención con frases coloquiales, brillantes y muy recordables, más un diseño gráfico (layout) de espectaculares verdaderamente maestro; la sencillez del amarillo de fondo y la tipografía en negro denota una alerta visual cuyos mensajes, más que comercializar publicaciones, nos invitan al placer de la lectura. A veces nos hacen reír, otras reflexionar; pero siempre comunican claramente el reto de leer, porque “ay ke ler”…

Tuve el honor de trabajar en O&M durante dos períodos de mi vida profesional en México y en la segunda me encontré con Gandhi y Pepe; era sorprendente la familia de anuncios que fueron construyendo en conjunto con los clientes de la familia Achar. Ahí es donde se comprueba que si conjuntamos el talento creativo con una cuenta que entiende y comparte la relevancia de una buena campaña de publicidad, se logran objetivos claros, no sólo de venta, sino de una misión social y cultural: elevar el nivel de lectura en los mexicanos.

Además, una sociedad que lee es más poderosa y autónoma. Como publicista y mercadólogo, me enorgullezco del equipo Gandhi-O&M; y aunque pasen los años y las personas cambien, una buena estrategia de comunicación, un posicionamiento bien definido y una creatividad de premio internacional escriben las mejores páginas de la excelencia y dan lectura al ejemplo a seguir.

No importa la edad, ni el género, ni la raza, ni el credo, ni la posición social… leer es un placer y nos hará más libres. ¡Bravo Gandhi!